«Extrema preocupación» de la Federación Asturiana de Concejos por las amenazas a cargos públicos

Concentración en Llanes en memoria de Javier Ardines./NEL ACEBAL
Concentración en Llanes en memoria de Javier Ardines. / NEL ACEBAL

Aprueba una declaración institucional en la que advierte de que estos hechos deterioran «el marco cívico de convivencia en que siempre debe desarrollarse la actividad local»

EFEOviedo

La Federación Asturiana de Concejos (FACC) ha expresado hoy «su extrema preocupación por las amenazas, coacciones y agresiones de distinta naturaleza sufridas por un significativo número de representantes municipales asturianos». La Comisión Ejecutiva de la FACC ha aprobado hoy una declaración institucional en la que advierte de que estos hechos perturban «gravemente» a las personas afectadas tanto en lo personal como en su actividad política, y además deterioran «el marco cívico de convivencia en que siempre debe desarrollarse la actividad local».

La FACC recuerda que esta no es la primera vez que expresa su inquietud por los actos violentos dirigidos contra representantes institucionales de los Ayuntamientos, ya que en julio de 2014 y en febrero de 2018 la Comisión Ejecutiva aprobó por unanimidad sendos pronunciamientos denunciando tales hechos.

Asimismo, desde la Federación Asturiana de Concejos se secundó el pasado 22 de agosto un minuto de silencio ante los Ayuntamientos para expresar el rechazo a la violencia contra los cargos públicos locales con motivo del asesinato del concejal de IU en Llanes Javier Ardines.

No obstante, «la proliferación en las últimas semanas de nuevos actos vandálicos contra representantes locales hace necesario que la FACC denuncie públicamente la gravedad de estos hechos, casi siempre amparados en el anonimato y en muchos casos canalizados impunemente a través de las redes sociales».

Unos incidentes que, según añade, «violentan una actividad municipal en Asturias caracterizada por la cercanía y su vocación de servicio y que contribuye de forma decisiva al progreso y la calidad de la vida en los Concejos asturianos».

Además de confiar en el esclarecimiento de los hechos por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Federación Asturiana de Concejos considera necesario que la sociedad asturiana se sume a la censura y el rechazo «no solo como inaceptables agresiones a personas físicas, sino que los repudien también como ataque contra las instituciones democráticas municipales que la representan».

Síguenos en: