Feito acusa a Sánchez de «faltar al respeto al sistema democrático» por su plan de descarbonización

Feito acusa a Sánchez de «faltar al respeto al sistema democrático» por su plan de descarbonización

Ha recordado que en la última asamblea de FADE celebrada el pasado mes de junio ya emplazaron a Sánchez a convocar elecciones de forma inmediata

EFE

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Berlarmino Feito, ha acusado este jueves al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de «faltar al respeto al sistema democrático» al pretender aprobar antes de las elecciones la transición energética y modificar la última reforma laboral.

Feito ha recordado que en la última asamblea de FADE celebrada el pasado mes de junio ya emplazaron a Sánchez a convocar elecciones de forma inmediata «si no era capaz de gobernar para todos los españoles, preso como estaba de los apoyos de los independentistas».

En un comunicado, lamenta que no fuera así y que los ocho meses de gestión del Gobierno fueran «de campaña electoral, gobernando a golpe de decreto y tomando decisiones populistas y electoralistas».

Según el presidente de la patronal asturiana, algunas de esas medidas «han hecho un enorme daño a Asturias» como los planes y los anuncios del Ministerio de Transición Ecológica de Teresa Ribera, «que lidera el ecologismo más radical».

A su juicio, a dos meses de las elecciones y de disolver las Cámaras, el Gobierno pretende aprobar por decreto dos asuntos «de enorme calado» que requerirían de amplios consensos y que en algún caso «hipotecan la acción» del futuro Ejecutivo como son los relativos a la transición energética y la reforma laboral.

«En definitiva, pretende seguir haciendo campaña a la desesperada, aprovechándose de los resquicios legales del sistema democrático, pero con una evidente falta de respeto hacia el mismo. Asisto atónito a este despropósito», añade Feito.

En la misma línea señala que la presentación del corredor atlántico ferroviario realizada por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, es «otra operación de maquillaje electoralista» en la que no hubo «nada nuevo» en un acto «convocado tarde y mal» a las puertas de las elecciones tras ocho meses «ignorando» las demandas de las organizaciones empresariales del noroeste de España.