«La firma de este plan es transición energética justa», dice sobre Hunosa

Ó. P. OVIEDO.

Adrián Barbón también se pronunció ayer sobre el nuevo plan de empresa de Hunosa, pactado en los últimos días entre los sindicatos y la SEPI, para subrayar que este tipo de acuerdos ponen de manifiesto la intención del Gobierno socialista para ofrecer alternativas reales a las industrias dependientes de los combustibles fósiles. «Otros hablan, nosotros hacemos. Esto que se acaba de firmar es transición energética justa», explicó el secretario general de la FSA tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Autonómica del partido.

El acuerdo, según apuntó el candidato socialista a la Presidencia del Principado, «da tranquilidad y seguridad jurídica a los trabajadores» frente al plan elaborado por el Gobierno del PP que, según criticó, planteó a la UE «el cierre de toda la minería en España» hasta en dos ocasiones: en 2013 y 2016.

Barbón, en este sentido, incidió en que el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez ha conseguido en diez meses «salvar Hunosa» y acordar con los sindicatos un plan que contempla las inversiones necesarias para que la empresa «tenga futuro» y se transforme en una compañía de carácter energético «ligada a otros sectores que puedan generar actividad».

A su juicio, y tras ironizar con el hecho de que en los últimos meses habla más con las ministras de Industria y de Transición Ecológica que «con su propia madre», este acuerdo refleja que la posición de la FSA en torno al proceso de descarbonización «está clara» y que también, en otro ámbito, respaldó las alegaciones del Gobierno regional al estatuto de la industria electrointensiva.