Gallardón declara hoy ante el juez por el sobrecoste que pagó el Canal de Isabel II en 2001 por una empresa colombiana

El expresidente madrileño Alberto Ruiz-Gallardón declara como imputado ante el juez del caso Lezo, que investiga la compra presuntamente fraudulenta de la empresa colombiana Inassa por parte del Canal de Isabel II. Operación que aprobó el consejo de Gobierno regional en 2001. Su mano derecha, Manuel Cobo, declaraba ayer también como imputado y arremetió contra el expresidente y principal investigado del caso, Ignacio González. Ha asegurado que un informe contrario a la compra de Inassa fue manipulado y utilizado como "arma" contra el propio Ruiz Gallardón. Dice que no hubo nada delictivo en esa compra y que incluso reportó beneficios a los madrileños. Inassa se compró por un total de 73 millones de euros a través de una empresa panameña, una operación en la que, según el juez, pudo existir "una sobrevaloración claramente perjudicial". Ruiz Gallardón está imputado por los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos.