Génova sostiene que Fernández y Mallada deben ser «compatibles» y apela a la «unidad»

Teresa Mallada, junto a la candidata del PP de Cantabria, la campeona olímpica Ruth Beitia. / IÑAKI MARTÍNEZ
Teresa Mallada, junto a la candidata del PP de Cantabria, la campeona olímpica Ruth Beitia. / IÑAKI MARTÍNEZ

El secretario general quiere que el PP unifique todo el voto del centro-derecha en el Principado y enfría la hipótesis de una coalición con Foro

ANDRÉS SUÁREZ MADRID.

La dirección nacional del PP no quiere que el embrollo político en la organización asturiana se le vaya de las manos. Su secretario general, Teodoro García Egea, llamó ayer a la «unidad» del partido en torno a la nueva candidata, Teresa Mallada, y precisó que la cabeza de lista y la presidenta regional, Mercedes Fernández, son «perfectamente compatibles» a la hora de desarrollar un trabajo que permita ganar las elecciones autonómicas y municipales del próximo mes de mayo. El número dos popular, además, apeló a concentrar en el PP todo el voto del centro-derecha asturiano y enfrió la hipótesis de una coalición electoral con Foro.

«Hay un PP de Asturias unido en torno a Teresa Mallada, una persona capaz de aglutinar a todos aquellos que están a la derecha del PSOE», anotó García Egea en una conversación con varios medios, entre ellos EL COMERCIO, nada más terminar la convención nacional que los populares han desarrollado durante el fin de semana en Madrid. Un evento en el que se han visibilizado las diferencias entre la candidata al Principado y la presidenta regional, situación que ha llevado la preocupación a la sede del PP en la calle Génova. Ayer, el secretario general quiso templar los ánimos y hacer un llamamiento al conjunto de la organización asturiana para sumar fuerzas con vistas a las elecciones.

Más información

García Egea defendió tanto la apuesta por Mallada como candidata al Principado, como la opción de Canteli para la Alcaldía de Oviedo. «Un tándem ganador», anotó, para atraer el voto de los muchos «descontentos» que a su juicio existen con la gestión de los socialistas. «Muchos asturianos ven que el PSOE ha ahogado sus esperanzas», razonó, llevando «al empobrecimiento y el estancamiento» a una región «llamada a ser una de las grandes de España».

Pero la apuesta de la dirección nacional por Mallada no debería suponer, a juicio del número dos de Génova, el inicio de una etapa de hostilidades en el PP asturiano. García Egea opinó que es «perfectamente compatible» que la ex presidenta de Hunosa sea la cabeza de cartel al Principado y «devuelva la ilusión» a los populares con una victoria en mayo, y que Fernández siga manteniendo las riendas del partido, con especial interés en el capítulo municipal, donde el grueso de las candidaturas están aún pendientes. «Es una presidenta que ha hecho y va a seguir haciendo un gran trabajo» a los mandos de la organización, que en este tiempo ha contribuido a «fortalecer», apostilló. Por cierto, que el político murciano tuvo también una mención cariñosa para el secretario general del PP de Asturias, Luis Venta, de quien elogió su labor para ayudar a que el PP «haya crecido» en esta etapa reciente.

A partir de ese mensaje conciliador, García Egea hizo hincapié en la importancia de conseguir que el PP sea el partido hegemónico del centro-derecha, tanto en Asturias como en el conjunto de España, «unificando» bajo sus siglas el voto de los electores situados en este espectro ideológico. Afirmó que la actitud de los partidos a ese respecto es importante pero que la clave está en lo que los ciudadanos «tienen que decir». Y remachó: «Pido a los electores que ayuden a ampliar la base del PP para hacer frente al empobrecimiento y el estancamiento» al que la izquierda, dijo, ha llevado a Asturias.

De las reflexiones de García Egea se desprende un enfriamiento de la hipótesis de una coalición con Foro en Asturias, similar a la de las elecciones generales de 2015 y 2016 y que, admitió, ha funcionado bien. Pero, preguntado sobre la posibilidad de reeditarla ahora, fue evasivo. «A día de hoy tenemos la mejor candidata, que es Mallada», indicó en un primer argumento. E, interrogado por segunda vez, reiteró: «Trabajamos mirando al PP y a su candidata».

De hecho, en su discurso de cierre de la convención, el presidente, Pablo Casado, insistió en la necesidad de centralizar en el PP el voto de centro-derecha. «Lo que no unan los electores en las urnas votando al PP puede quedar sin unir», zanjó.