El Gobierno francés desmiente que Macron apoye los pactos de Ciudadanos con Vox

Pedro Sánchez y Emmanuel Macron. /Efe
Pedro Sánchez y Emmanuel Macron. / Efe

Albert Rivera aseguró horas antes que el presidente galo le ha felicitado por su política de alianzas

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Los pactos con Vox siguen tensando la relación entre Ciudadanos y La República en Marcha (LREM), la formación del presidente francés Emmanuel Macron. Para el partido galo, cualquier tipo de entendimiento con la ultraderecha -Vox en este caso- significa sobrepasar una línea roja, y así se lo ha hecho saber a sus socios españoles de la familia liberal europea. No en vano, el principal adversario político del mandatario francés es la Agrupación Nacional de la ultra Marine Le Pen.

Albert Rivera afirmó esta mañana desde Bruselas, a donde se desplazó para participar en un encuentro con primeros ministros liberales, que Macron no solo no ha mostrado su disgusto por la política de alianzas de su formación, sino que además le ha transmitido la enhorabuena. «Macron apoya nuestros pactos. Nos han felicitado tanto por el pacto en Andalucía como por los acuerdos que estamos consiguiendo», zanjó el presidente de Ciudadanos al ser preguntado por su relación con Vox.

Apenas unas horas después, fuentes del Ejecutivo galo desmentían las palabras del político español. Desde el Elíseo se rechazó que Macron haya respaldado en privado o en público las alianzas que se están dando tras las elecciones municipales y autonómicas. Tras el rapapolvo, Ciudadanos matizó que su líder se refería a LREM y no a Macron.

Las advertencias

Desde La República en Marcha ya se advirtió hace meses sobre las posibles consecuencias de cerrar alianzas de gobierno con Vox. La semana pasada el toque de atención fue aún más fuerte al provenir directamente del Gobierno de París, que hasta ahora se había mostrado más ambiguo para no interferir en la política interna de un país vecino. «La alianza con la extrema derecha a nivel local, como hemos visto en España, no es una opción», zanjó la secretaria de Estado de Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin.

Tras cada uno de estos avisos, Ciudadanos ha insistido en afirmar que su relación con sus socios galos es excelente y que, en cualquier caso, no se ha producido ningún acuerdo de Gobierno con la formación de Santiago Abascal.

La tensión entre las dos formaciones liberales contrasta con la sintonía entre Macron y Sánchez

La tensión entre Macron y Rivera coincide con el mejor momento de las relaciones entre el presidente francés y Pedro Sánchez. Ambos mandatarios han sellado una alianza para reformar la Unión Europea y cuyo primer efecto podría ser colocar a un socialista al frente de la Comisión Europea, en manos conservadoras desde hace 15 años. Algunos en el PSOE ven esta sintonía como una baza a jugar para conseguir que Ciudadanos permita la investidura de Sánchez.