Hacienda pagará antes de las elecciones 120 de los 200 millones que debe a Asturias

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en acto del PSOE en Madrid. / EFE
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en acto del PSOE en Madrid. / EFE

Los ayuntamientos reclaman otros 1.200 millones de las entregas a cuenta para tener las mismas condiciones que las comunidades

EDURNE MARTÍNEZMADRID.

Los 4.500 millones de euros que llevan bailando durante los últimos meses finalmente llegarán a su destino. La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha confirmado que ya disponen del informe favorable de la Abogacía del Estado para aprobar las entregas a cuenta a las comunidades autónomas en los próximos días. Probablemente se firme el real decreto durante la reunión de hoy en Consejo de Ministros, aunque este punto aún no se ha confirmado, lo que supondrá un ingreso de unos 120 millones para Asturias, quedando pendientes otros 75 de la liquidación del IVA de 2017.

La idea del Ejecutivo, a pesar de estar en funciones, es elaborar un decreto ley sobre financiación autonómica que desligue para siempre las entregas a cuenta de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), lo que sentará un «precedente» muy favorable, un «hito», indicó Montero en una entrevista con la agencia Efe. De esta forma, «no habrá excusa» para que las autonomías dejen de aprobar sus propios presupuestos, ya que no afectará el hecho de que el Gobierno central esté o no en funciones.

El problema político ahora es que el Gobierno de Sánchez había afirmado antes de la convocatoria de elecciones que no podía entregar a las comunidades esta cantidad vital para su funcionamiento si seguía en funciones, por lo que muchos ven ahora en el cambio una medida electoralista ante la proximidad del 10-N.

Hasta ahora, la falta de presupuestos conllevaba consecuencias para el país como no poder aumentar la dotación de las becas educativas, la falta de inversión en nuevas infraestructuras o la imposibilidad de subir o bajar impuestos. Pero también suponía la no actualización de las entregas a cuenta a las comunidades, lo que ejercía una gran presión sobre los grupos políticos para llegar a un acuerdo de Gobierno, aunque finalmente no surtió efecto.

La prórroga presupuestaria de este año ha supuesto que las comunidades hayan recibido el mismo importe que el establecido en 2018 (unos 103.000 millones, un 7,2% más que en 2017), a pesar de que en el plan presupuestario de 2019 hubiera una actualización al alza para muchas de ellas. Desde Hacienda confirman que la mejora en la cuantía por el simple crecimiento de los ingresos del país tampoco la podían recibir si no había nuevos Presupuestos con el plan de financiación autonómica actual. Hasta ahora, sin esta actualización financiera, las administraciones regionales tenían que esperar hasta que hubiera un Gobierno conformado para incorporar estas cantidades extra porque no había nuevas cuentas públicas aprobadas y en funciones el Ministerio de Hacienda aseguraba que no podía firmar ese decreto ley.

Tras conocer la noticia, las administraciones locales pidieron por carta a la ministra de Hacienda tener las mismas condiciones en cuanto a las transferencias financieras que las comunidades autónomas. El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, recuerda en la misiva que las entidades locales tienen pendiente de recibir más de 1.200 millones de euros en concepto de entregas a cuenta debido a la prórroga presupuestaria.

Las entregas a cuenta son un mecanismo de financiación a través del cual las comunidades (a excepción de País Vasco y Navarra) reciben por adelantado los fondos que Hacienda calcula que les corresponderá ese año por sus ingresos mediante la tarifa autonómica del IRPF, el porcentaje cedido de IVA, la transferencia del Fondo de Garantía de Servicios Públicos y el Fondo de Suficiencia Global. Este cálculo se hace en base a las previsiones que tenga el Gobierno a la hora de elaborar el anteproyecto de Ley de Presupuestos del ejercicio, pero si no se aprueban estas cuentas públicas, las entregas a cuenta siguen siendo las que se firmaran en el Presupuesto prorrogado anterior, como ha sido este caso.

Cuando se liquida el ejercicio, se hacen cuentas y se decide si la comunidad debe recibir una nueva aportación del Estado o si debe devolver el importe extra percibido en las entregas a cuenta. El importe que el Estado entrega a las comunidades a través del sistema de financiación autonómica no tiene un uso específico, sino que son ellas las que libremente lo utilizan para elaborar sus Presupuestos con una mayor fuente de financiación.