Los herederos de Franco ponen a la venta el Pazo de Meirás por 8 millones de euros

La que fue residencia de verano del dictador busca comprador y no por poco dinero. Parece que la familia se quiere quitar del medio una propiedad molesta y sobre la que la Xunta, como bien de interés cultural que es, tendría opción de compra preferente. Un regalo a Franco que se hizo tras expropiaciones y donaciones forzosas. Por eso muchos reclaman la devolución inmediata sin que la familia saque provecho de ello. Para que los Franco no sigan actuando a su capricho como ya hacen con las visitas al Pazo. Les han puesto una multa de 4.500 euros por no abrir la puerta. -Redacción-