Iglesias hace suyo el discurso de Junqueras y emplaza a Sánchez a moverse con los presos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, sale de la prisión de Lledoners./EFE
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, sale de la prisión de Lledoners. / EFE

El presidente de Esquerra traslada al líder de Podemos que su partido no va a negociar los Presupuestos

CRISTIAN REINOBarcelona

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, se reunieron este viernes durante poco más de dos horas en la cárcel de Lledoners (Barcelona), donde el líder de los republicanos está preso a la espera del juicio por el 1-O. Por la parte de ERC, acudieron a la cita Sergi Sabrià, portavoz en la Cámara catalana, y Joan Tardà, su homólogo en el Congreso de Madrid. Iglesias fue acompañado del teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Asens, y la portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Lucía Martín. Tras verse con Junqueras, Iglesias también se reunió con Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que esta semana han cumplido un año de encarcelamiento, y con el resto de presos secesionistas.

A la salida, ambas partes mostraron buena cara. «Ha ido muy bien», «estamos muy satisfechos», afirmó Iglesias. «Encuentro muy útil», «hemos constatado una buena sintonía», expresó Tardà. Más allá de las buenas palabras, de la reunión sale el emplazamiento de Podemos y de Esquerra a Pedro Sánchez para que tome alguna decisión respecto a los presos si quiere el apoyo de los independentistas a los presupuestos. «Nosotros ya hemos hecho nuestro trabajo, ahora le toca al Gobierno moverse y hacer gestos», afirmó el líder de la formación morada.

Aunque Sánchez se desvinculó el jueves de la visita a la cárcel y advirtió de que en nombre del Gobierno solo negocia los presupuestos el Gobierno, el imprescindible apoyo de los republicanos a las cuentas estatales marcó el encuentro. «Podemos negocia en nombre de Podemos», replicó Iglesias al presidente del Gobierno. «El Ejecutivo sabe qué gestos tiene que hacer», dijo, y ahora le toca negociar, insistió. Afirmó que los dirigentes secesionistas no deberían estar en prisión, calificó su encarcelamiento de «injusto» y quiso señalar que el nivel de acuerdo con Esquerra en materia económica es «amplio». Eludió precisar si habían hablado de los presupuestos.

Pero Tardà, a la salida del encuentro, negó que hubieran tratado el asunto. «Esquerra se ratifica en la idea de que si el Gobierno no hace un movimiento, no nos sentaremos en la mesa, aunque se nos llame», afirmó el diputado republicano. «Queremos negociar -insistió- pero no nos sentaremos si el Gobierno no hace un movimiento de categoría» sobre los presos.

Tardà se enrocó en que el mejor guiño que podría hacer para favorecer que Esquerra se siente a a negociar es «instar a la Fiscalía» para que actúe. «Es lo que hace falta hacer, señaló, pero cualquier movimiento que haga lo analizaremos», dijo abriendo la puerta a otras vías. Horas antes de la reunión, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, apuntó que hay diferentes «mecanismos» para que el Ejecutivo pueda modificar la situación de los dirigentes encarcelados, como podría ser a través de la acusación que plantee la Abogacía del Estado.

El propio Iglesias, que admite que en España hay «presos políticos» y es favorable a la celebración de un referéndum sobre la independencia, advirtió horas antes del encuentro a Esquerra y el PDeCAT de que «no es muy sensato» pedir al Gobierno que presione a jueces y fiscales. Asens también empujó en ese sentido y avisó que un no de Esquerra y el PDECat a los presupuestos forzará elecciones y alargará la prisión preventiva porque, a su entender, se retrasaría el juicio.

Iglesias y Junqueras, que ya se reunieron hace un año en privado en el domicilio del empresario Jaume Roures en Barcelona, exploraron ayer aspectos «sociales, políticos y económicos», según la versión del dirigente de la izquierda alternativa. En el fondo, subyacen posibles pactos de futuro, ya sea a nivel autonómico como municipal en el Ayuntamiento de Barcelona. Ada Colau lanzó semanas atrás una propuesta de triple pacto a socialistas y republicanos para sacar adelante los presupuestos del Estado, los de la Generalitat y los de Barcelona. 

Flirteo de la izquierda

Esquerra y los comunes llevan tiempo flirteando. Los republicanos sueñan con desvincularse de sus socios de JxCat, con quienes ya han empezado las hostilidades serias en la Cámara catalana. El tripartito de izquierdas sobrevuela cada vez que hay una crisis en el secesionismo. Y si no ha sido posible aún fue porque Esquerra no ganó las elecciones del pasado 21-D como auguraban las encuestas.

La visita sirvió asimismo a Iglesias para presentarse como el hombre puente entre Madrid y Barcelona, como una especie de vicepresidente 'in pectore' con capacidad mediadora.

Pero la portavoz del Gobierno volvió a recordar un par de horas antes de la reunión que Iglesias no es el Gobierno «no el delegado del Gobierno para nada». El líder de Podemos, dijo Isabel Celaá, es el único responsable de la reunión en la cárcel con Junqueras. Como en un caja de resonancia, la portavoz hizo suyas las palabras de Sánchez y ratificó que «de la negociación del Gobierno se ocupa el Gobierno». Aunque fuentes de la Moncloa también apuntaron que el encuentro de la prisión de Lledoners tampoco hace daño a la negociación presupuestaria.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos