Los jóvenes españoles, abocados a la precariedad

Se definen como la generación de las promesas fallidas. La precariedad laboral les impide iniciar un proyecto de vida y, en muchos casos, realizarse profesionalmente. Un millón de jóvenes españoles está en paro y los que trabajan lo hacen en precario. El año pasado 9 de cad 10 contratos que firmaron fueron temporales. Y sus salarios han caído casi un 14 por ciento desde que empezó la crisis. Son un colectivo precario, amenazado por la pobreza.