Juntas locales de Vox rechazan la candidatura del Senado y piden las cuentas al partido

El presidente del partido, Rodolfo Espina./
El presidente del partido, Rodolfo Espina.

E. C.OVIEDO.

Las aguas de Vox siguen bajando revueltas. El nombramiento de Ana Rebeca Díaz como candidata de esta formación al Senado por Asturias está generando toda una crisis interna en el partido. La primera consecuencia, tal y como avanzó EL COMERCIO, fue la dimisión del diputado en la Junta General Ignacio Blanco de sus cargos orgánicos por discrepancias en relación a este asunto con el presidente del partido, Rodolfo Espina. Espina atribuyó directamente al equipo de Santiago Abascal la propuesta, que él mismo ratificó al considerarla adecuada, y argumentó que por falta de tiempo no fue viable consensuar este nombramiento.

La explicación no convence en algunas juntas locales que, incluso, han pedido las cuentas tanto de la organización a nivel regional como de la junta de Oviedo. Fuentes acreditadas advierten incluso de que no se descartan nuevas dimisiones en los próximos días.