Teresa Mallada: «Toca consolidar el grupo parlamentario, no hablar de congresos»

Teresa Mallada. / A. FLÓREZ
Teresa Mallada. / A. FLÓREZ

La popular considera que la prioridad de Génova a corto plazo pasa por los gobiernos de Madrid y Murcia, no por un relevo en la presidencia asturiana

Ó. P.GIJÓN.

La portavoz de PP en la Junta General del Principado, Teresa Mallada, evitó ayer en Gijón pronunciarse sobre la posibilidad de un adelanto del congreso regional que agilice un cambio de poder en el PP asturiano. Así, en una rueda de prensa de su partido en el Ayuntamiento de Gijón, Mallada defendió que ahora «lo que toca» es consolidar el grupo parlamentario popular en el Parlamento autonómico, «no hablar de congresos». En relación a los posibles movimientos de la Ejecutiva nacional, la diputada consideró que la prioridad, a día de hoy, pasa por asegurar los gobiernos regionales que los populares tienen a tiro tanto en la Comunidad de Madrid como en Murcia.

La decisión de Casado y de su equipo más cercano de convocar un congreso extraordinario en Asturias tras el verano para relevar a Mercedes Fernández de la presidencia, sin embargo, ya está tomada. Tal y como adelantó EL COMERCIO el pasado 2 de julio, se espera que este cónclave interno se celebre entre noviembre y diciembre. Todo depende de cómo se desarrollen los acontecimientos en relación a la formación del Gobierno central. La posibilidad de que haya un adelanto electoral si no se llega a un acuerdo entre PSOE y Podemos retrasaría este congreso con el objetivo de no desestabilizar a la formación justo antes de una nueva cita con las urnas.

Esta misma semana, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, aseguró que el partido se encuentra centrado en conseguir los pactos para gobernar en la Comunidad de Madrid y en Murcia y que cualquier cambio previsto en las direcciones territoriales pasa a un «segundo plano». No rechazó, por tanto, la celebración de estos congresos, sino que estas cuestiones está previsto que «se dejen para más tarde», según señaló Egea en referencia a posibles cambios en direcciones como la de Asturias.

La vía menos traumática

El PP de Asturias celebró su último congreso en marzo de 2017 y en él Mercedes Fernández fue reelegida presidenta de la formación con el respaldo del 95,9% de los compromisarios que participaron en la votación, en la que concurrió como única candidata. La convocatoria de un congreso extraordinario fue la última opción de la cúpula popular tras varios intentos de acercamiento entre Mercedes Fernández y Teresa Mallada. Al no conseguir ningún resultado, Casado considera que la mejor vía para terminar con esta bicefalia pasa por convocar un congreso y no por imponer una gestora, algo que a la larga generaría más problemas internos en el seno del partido.