María Luis Carcedo: «Es un retroceso por el túnel del tiempo»

María Luisa Carcedo./
María Luisa Carcedo.

La ministra de Sanidad dice que en su «esquema mental» no cabe la polémica propuesta del PP sobre el blindaje de las inmigrantes que den a sus hijos en adopción

EUROPA PRESS

La ministra de Sanidad y número dos al Congreso por Asturias, María Luisa Carcedo, ha rechazado este jueves la propuesta del PP de paralizar la expulsión de las mujeres embarazadas en situación irregular que den a sus bebés en adopción. «Me parece un retroceso por el túnel del tiempo», ha afirmado. Así se ha expresado en declaraciones a los periodistas antes de presidir una jornada institucional con motivo del Día Mundial del Riñón, que se conmemora este jueves 14 de marzo, en el CaixaForum de Madrid.

«Yo creo que es un asunto de consideración de Derechos Humanos y de dignidad de las personas independientemente de dónde sean y dónde vivan. Yo lo centró ahí, en la dignidad de las personas, el respeto y, por supuesto, la consideración de los Derechos Humanos de todas y cada una de las personas que habitan este planeta sean de donde sean«, ha manifestado Carcedo.

Preguntada por la motivación que, a su juicio, ha llevado al PP a hacer esta propuesta, la titular de la cartera de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha respondido: «Eso lo tendrán que explicar ellos. La verdad es que como ni me cabe en mi esquema mental y, por su puesto, en mi posición ideológica, me siento incapaz de explicarlo».

Fuentes del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha explicado a Europa Press que los casos de adopciones de bebés de mujeres en situación irregular en España serían consideradas «adopciones de carácter nacional las cuales entran dentro del ámbito competencial de las comunidades autónomas».

Las citadas fuentes han detallado que «se entiende por adopción internacional aquella en la que un menor considerado adoptable por la autoridad extranjera competente y con residencia habitual en el extranjero, es o va a ser desplazado a España por adoptantes con residencia habitual en España, bien después de su adopción en el Estado de origen, bien con la finalidad de constituir tal adopción en España». Al no cumplirse estos requisitos entienden que se trataría de adopciones de carácter nacional.

El PP liderado por Pablo Casado contempla, si consigue llegar al Gobierno, la puesta en marcha de una Ley de Apoyo a la Maternidad en la que se incluye que una mujer en situación irregular en España no será expulsada del país durante el periodo de embarazo en el caso de que haya decidido dar a su bebé en adopción.