El PP asturiano da por seguro que Mercedes Fernández será su candidata al Principado

El PP asturiano da por seguro que Mercedes Fernández será su candidata al Principado
La presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, en un acto en Gijón la pasada semana. / J. PETEIRO

Los populares ven movimientos de Foro para propiciar una lista conjunta ante el temor de que el impulso de Vox castigue sus opciones

A. SUÁREZ OVIEDO.

El PP asturiano solo aguarda el anuncio oficial y público de lo que en privado todos sus dirigentes dan por hecho: que la presidenta, Mercedes Fernández, será la candidata al Principado en las elecciones autonómicas de la primavera de 2019. La demora en los plazos de la ratificación ha convertido el partido en un hervidero de rumores y comentarios, alimentando una creciente incertidumbre, pero en las filas populares se impone la tesis de que todo es cuestión de días o, a lo sumo, semanas. Con todo, el camino hacia esos comicios de la primavera dista mucho aún de estar despejado. En la formación conservadora existen indicios de movimientos de Foro en Madrid en favor de una coalición entre ambas fuerzas ante el temor de que el empuje de Vox minimice las opciones de Carmen Moriyón en las urnas.

En el seno del PP regional se intenta rebajar la tensión interna que ha aflorado en las últimas semanas, sobre todo a raíz de unas declaraciones de la propia Mercedes Fernández alertando del peligro que supondría jugar a «experimentos» con la candidatura asturiana. Eso, y el hecho de que anunciase que se posponía a enero la confirmación del cabeza de cartel, que inicialmente iba a despejarse este mes, disparó la inquietud en las filas populares.

En el PP asturiano se trabaja con la única hipótesis de que Fernández repetirá como número uno y se achaca el hecho de que la designación aún no haya sido confirmada a los nuevos ritmos y costumbres del equipo directivo nacional que lidera Pablo Casado. Desde la dirección se destaca que Asturias no es una situación excepcional y que hay una decena de comunidades donde el partido no ha oficializado aún sus cabezas de cartel. Y se precisa que todo está pendiente de una visita al Principado de Casado para, como hizo hace unos días en Aragón, ratificar la candidatura.

En las filas populares se hace referencia tanto al respaldo interno de Fernández en el PP asturiano, plasmado en su aplastante victoria en el último congreso regional, como al hecho de que «en ningún momento» se haya puesto sobre la mesa la posibilidad de una alternativa. Optar por otro candidato a las puertas de unas elecciones, razonan dirigentes del PP, sería «un grave error».

Que el asunto está muy maduro lo prueban las declaraciones que ayer realizó el secretario general de los populares asturianos, Luis Venta, que implícitamente -porque en ningún caso puso nombres sobre la mesa- apuntaló esa hipótesis de que Fernández será la candidata. «Presumo» saber la identidad del número uno de la lista, dijo con una media sonrisa. «Que no se comunique públicamente no quiere decir que no se conozca quién es», añadió una persona de la máxima confianza de la presidenta regional y miembro de la dirección nacional.

A la espera de que se confirmen las expectativas del PP asturiano, quedan otras incertidumbres. En el partido crece la sospecha de que Foro está moviéndose en Madrid, con las alturas de la dirección nacional popular, para tratar de propiciar una coalición con el PP asturiano, temerosos sus dirigentes de que, yendo en solitario, el empuje de Vox merme las expectativas de Carmen Moriyón. Una hipótesis que abriría un escenario de tensión a la hora de diseñar un proyecto y una lista conjunta, vistas las discrepancias que persisten entre los dirigentes de las dos fuerzas, pero que choca con el mensaje de la propia Moriyón, que el martes optó por descartar el entendimiento preelectoral.

El PP nunca ha analizado con malos ojos la hipótesis de la coalición, visto el buen resultado de las últimas generales, donde se optó por esa fórmula. Venta, preguntado ayer al respecto, dijo no estar extrañado por las declaraciones de Moriyón porque «fue una de las alcaldesas de Foro que no quiso hacer campaña» a favor de esa alianza para las pasadas generales. A nadie extraña en el centro-derecha que este debate se reavive en las próximas semanas.

Síguenos en: