Miedo de los independentistas a un cambio en el modelo de inmersión lingüística en Cataluña

Casi dos meses después de la elecciones Cataluña sigue sin gobierno. Las negociaciones entre ERC y Junts per Catalunya sobre el papel que ocupará eL ex president Puigdemont, huido en Bruselas, se estan eternizando y mientras tanto sigue en vigor el 155. Amparado en este artículo el ejecutivo de Rajoy lanzó ayer una bomba al independentismo. Garantizará que en las escuelas catalana se podrá estudiar el 25% en castellano. Un anuncio que el ministro de Educación y portavoz no supo concretar a pesar de las reiteradas preguntas. Las formas ni siquiera han logrado convencer a Ciudadanos y eso que sus socios de investidura tienen en su ADN lalucha en favor del español en las aulas catalanas. Sí puede servir, en cambio para que el independentismo presionado llegue a un acuerdo de investidura. Aún así, todo sigue en el limbo, las posiciones no cambian de momento.  Junts pel Catalunya, aunque con matices, insiste que Puigdemont debe ser el presidente. ERC se niega a hacer una investidura a distancia y el acuerdo sigue sin llegar.