La ministra de Sanidad dice que no sería justo dimitir

Ni pidió trato de favor, ni es responsable de lo que haya hecho la universidad. Palabras que nos suenan de no hace tanto. Es el argumento de la ministra de Sanidad ante la confirmación de la Universidad de que sus notas se manipularon cuatro meses después de terminar el máster. Hasta 9 "No presentados" se convirtieron en 5 sobresalientes, 1 notable y 3 aprobados, calificaciones a las que por cierto, ayer dijo no les dio importancia. Ella no niega los cambios, pero se desentiende de ellos. De hecho su título dice que superó el curso un año después, aunque ella ahora ha pedido una rectificación de fechas y lo achaca a un error administrativo. Y sobre cómo aprobó todas esas asignaturas, en ningún momento afirma haber hecho exámenes, ni trabajos de evaluación.  Solo habla de ejercicios, análisis y comentarios de texto, como parte del temario, que tampoco conserva. A pesar de todo, dice sin decirlo que no piensa dimitir. Por cierto que Montón hoy ha vuelto a ofrecer su trabajo de fin de master para quien quiera verlo. Eso sí, dice que de fotocopiarlo, ni hablar.-Redacción-