Miriam Gutiérrez: una luchadora contra el maltrato

De todos los golpes el más doloroso lo recibió con diecinueve años. Miriam Gutiérrez estaba embarazada de ocho meses cuando su expareja la tiró al suelo. Miriam vivía entre las cuerdas del maltrato. En tres meses quedó anulada, cambió su personalidad, bajó la cabeza y puso la otra mejilla hasta que decidió contraatacar. Recuperó, entonces, su afición al boxeo. Confesó que la violencia de género era su combate interno y aprendió a luchar contra el pasado. La llaman "La Reina". Siete veces campeona de España aunque su mayor triunfo fue vencer al miedo. Fuera del ring es jardinera municipal, madre de dos hijos, ayuda a otras víctimas del maltrato. Durante años temió volver la vista atrás. Ahora solo mira hacia delante.