Centenares de personas acuden a misa franquista en el Valle de los Caídos

Varios cámaras graban en la entrada de una iglesia de la calle Serrano en Madrid. /Óscar Chamorro
Varios cámaras graban en la entrada de una iglesia de la calle Serrano en Madrid. / Óscar Chamorro

En todo momento el lugar ha estado custodiado por agentes de la Guardia Civil que han requerido a los asistentes que no portaran símbolos franquistas

EFESan Lorenzo de El Escorial (Madrid)

Centenares de personas han acudido este martes a la Basílica del Valle de los Caídos para asistir a la misa oficiada por el abad de los monjes benedictinos Santiago Cantera en memoria de José Antonio Primo de Rivera y del dictador Francisco Franco, del que se cumplen 43 años de su fallecimiento este martes.

Desde las nueve de la mañana, con el recinto cerrado, decenas de coches se agolpaban en la entrada del monumento regentado por Patrimonio Nacional ante grandes medidas de seguridad por parte de la Guardia Civil. «Me parece que a los muertos los hay que dejar en paz. Hay que tener respeto a los héroes tanto de un lado como del otro», señalaba uno de los asistentes al Valle de los Caídos.

A las once de la mañana ha comenzado el acto religioso del abad de la congregación, que ha tenido en la primera fila de la Basílica al bisnieto del dictador, Luis Alfonso de Borbón, y al presidente de la Fundación Francisco Franco, Juan Chicharro. Durante la homilía, Cantera ha subrayado que en este lugar se realiza un recuerdo a todas las víctimas de la Guerra Civil tanto del bando nacional como republicano. Asimismo, ha recalcado que en la tradición cristiana los cuerpos de los difuntos tienen que gozar de «dignidad y respeto» para que «reposen en paz». «En esos cuerpos ya no hay vida, no encontramos ningún peligro en ellos. No creemos en fantasmas, no nos asustan los muertos, no vivimos angustiados temerosos ante el mal que nos pueden hacer los cuerpos de los difuntos», ha señalado el abad. Tras este acto litúrgico los asistentes se han agolpado ante las tumbas de Franco y Primo de Rivera para depositar flores.

Óscar Chamorro

En todo momento el lugar ha estado custodiado por agentes de la Guardia Civil que han requerido a los asistentes que no portaran símbolos franquistas. No obstante, al acabar el acto fuera del lugar uno de los presentes se ha encarado con los agentes al portar una bandera preconstitucional.

A su salida del tempo, Luis Alfonso de Borbón ha rechazado hacer declaraciones y ha reclamado «respeto» para la familia en este aniversario.Por su parte, Chicharro se ha mostrado convencido «de que no será el último año» del cuerpo de Franco en el Valle de los Caídos salvo que «se rompa el Estado de derecho».

Asimismo, ha recalcado que el Gobierno no puede acabar con la Fundación Francisco Franco ya que en la Constitución existe la libertad de expresión. «También se debería hacer lo mismo con las fundaciones marxistas», ha insistido ante los medios de comunicación. También ha estado presente en el acto la presidenta de la agrupación Movimiento por España, Pilar Gutiérrez, que ha desvelado el inicio de una campaña para que la Iglesia beatifique a Franco.

Luis Alfonso de Borbón ensalza a Franco en el 43 aniversario de su muerte

Isanel Ibáñez.-Cada año, llegando el 20-N, los franquistas afilan sus plumas y dejan aflorar sus pensamientos con franqueza, sin tapujos, en rendidos homenajes dedicados al dictador, fallecido ayer hace 43 años. Es cierto que no es noticia excesivamente fresca la admiración que Francisco Franco despierta en Luis Alfonso de Borbón, que aúna en su persona los genes de dos de las figuras que gobernaron los destinos de España: hijo de Alfonso de Borbón (primo de Juan Carlos I y nieto del rey Alfonso XIII) y de Carmen Martínez-Bordiú (nieta del dictador). Más aún, el también aspirante al trono de Francia heredó el cargo de presidente de honor de la Fundación Franco tras la muerte de su abuela, Carmen, hija del llamado caudillo, y en verano encabezó una manifestación en contra del traslado de sus restos. Pero un vistazo a sus redes sociales confirma la pasión que despierta aún en él esta controvertida figura, llegando incluso a atribuirle la existencia de bosques y pueblos de España, aparte de los manidos pantanos y la Seguridad Social, institución que hunde sus raíces en la Segunda República.

El texto de Instagram, junto a una foto de juventud de Franco y una esquela que convoca a una misa en su honor en una Iglesia de Madrid, dice así: «Te fuiste hace 43 años, pero estás más presente que nunca. Tus enemigos y unos traidores a la Patria no te olvidan, ni cesan de mencionarte. Otros muchos te seguimos recordando y rezando por ti. Pero tu insuperable obra (la Clase Media, la Seguridad Social, las Viviendas Protegidas, las carreteras, las universidades, los hospitales, las industrias, los pueblos, los pantanos, los bosques...) permanecerá para siempre.#ElValleNoSeToca».

En sus redes sociales comparte también imágenes con la Ñ de España, fotos de las carabelas de Colón y la Pilarica o de él mismo junto a su esposa, que está embarazada de su cuarto hijo. Evidentemente, no podemos reproducir aquí la mayor parte de las respuestas que generó el pronunciamiento sobre Franco, ya sea en Instagram, donde tiene 13.400 seguidores, como en Twitter, con 3.000 fans, ni de apoyo ni de protesta, por su carga de exabruptos o barbaridades. Sí podemos entresacar este algo menos punzante de alguien que firma como Señorita Puri: «Luisito, el yayo no puede oírte. Está muñeco».

 

Fotos

Vídeos