Un montañista fallece después de sufrir una caída en el Mulhacén

Caminar por las montañas de Sierra Nevada se complica para los montañeros estos días. La nieve se ha helado y eso dificulta que los montañeros puedan clavar bien los trampones en la nieve. En ese momento también es muy fácil caerse y las laderas se convierten en toboganes, según los expertos. Cualquier movimiento sin tener pecaución puede producir una caída. Desde el sábado se han producido siete rescates, y la cara más amarga se la lleva un montañero que falleció el domingo en la parte norte del Mulhacén. Era un montañero de Murcia y tenía 29 años de edad cuando sufrió una caída en la montaña más alta de la Península Ibérica.