Los Mossos d'Esquadra buscan a los jóvenes que robaron una talla de Cristo

Uno a uno entraron los cuatro jóvenes en la capilla de Berga, alguno de ellos medio desnudo. Uno de los jóvenes se dirige directamente hacia el altar y coge la figura de Cristo. Juega con ella, la zarandea, y se dirige hacia la puerta con sus amigos. Una de ellas, antes, coge una vela y huye con el resto de ladrones.Las imágenes han indignado a los vecinos. Sospechan que ya habían accedido a la ermita con anterioridad y que sabían que la imagen estaba suelta. Ahora solo quieren que vuelva a su altar. Se trata de una talla de madera del siglo XIX, valorada en unos 4.000 euros, aunque para el pueblo su valor en mucho mayor.El robo sucedió el pasado 24 de junio, pero se han hecho públicas ahora para tratar de localizar a los cuatro ladrones. Los Mossos aseguran que no se trata de una gamberrada, que lo que han hecho es un delito.