Un mujer ha sido detenida por provocar presuntamente un incendio en un hospital de Tenerife

La intensa humareda sale por la puerta de urgencias del Hospital de la Candelaria en Tenerife. Son momentos de pánico y nerviosismo. Algunos sanitarios escapan corriendo y los enfermos son sacados en camillas y atendidos en plena calle. Mientras tanto los bomberos tratan de apagar el fuego que se originó sobre las nueve de la noche en la zona de pediatría de urgencias.  Después de que una mujer porque no atendían a un familiar prendió fuego presuntamente, con un mechero a una bombona de oxígeno que explotó generando el caos. La mujer ha sido detenida tras entregarse ella misma a la policía. Y por suerte, no hay que lamentar víctimas ni heridos. Una hora y media después los bomberos daban el fuego por extinguido. Mientras ventilaban el centro los pacientes eran trasladados a otros dos hospitales de Santa Cruz de Tenerife.