El nuevo presidente del Principado diseña un gobierno con «más carga política»

Francisco Laviana, primero por la izquierda. / MARIO ROJAS
Francisco Laviana, primero por la izquierda. / MARIO ROJAS

Francisco Laviana, director general de Ordenación Académica, entra en las quinielas como posible consejero de Educación

D. FERNÁNDEZ / O. ESTEBANGIJÓN.

El primer Gobierno de Adrián Barbón será paritario, con el mismo número de mujeres que de hombres, y tendrá un marcado carácter político. Con esa idea el presidente electo del Principado está diseñando su primer Ejecutivo, que dará a conocer el próximo domingo, un día después de su toma de posesión. «Tendrá más carga política que técnica», afirmaron ayer fuentes socialistas respecto al organigrama que prepara Barbón y que está sin cerrar.

Aunque habrá algún independente en el futuro origranigrama, el hecho de crear un Gobierno con más fondo político supone que el nuevo Ejecutivo lo integrarán de forma mayoritaria personas vinculadas al PSOE y de plena confianza del nuevo presidente. Es el caso de Enrique Fernández, secretario de Política Económica, Industria, Empleo e Innovación. Aunque el nuevo presidente regional guarda silencio sobre la composición de su nuevo Gobierno, el ex alcalde de San Martín del Rey Aurelio y actual diputado regional es uno de los candidatos para ocupar la Consejería de Hacienda. También hay quienes le sitúan en Industria, aunque es Juan Cofiño quien más posibilidades tiene para esta consejería.

En Educación también comienzan a sonar nombres. Francisco Laviana, actual director general de Ordenación Académica, empieza a entrar en las quinielas, al igual que María Luz Pontón, responsable de Educación, Universidades y Normalización Llingüística de la FSA. La ovetense, que impulsó la inclusión de la oficialidad del asturiano en el programa del PSOE, también suena para Cultura, consejería en cuyo organigrama podría formar parte el escritor Xuan Bello.