La oposición se lanza sobre Sánchez por el Falcon y sus «engaños» a los asturianos

La oposición se lanza sobre Sánchez por el Falcon y sus «engaños» a los asturianos
Sánchez, en el mitin del miércoles en Gijón. / DAMIÁN ARIENZA

A izquierda y derecha, los partidos critican su viaje en avión oficial para un acto «partidista» y que rehuyera temas clave como el AVE o Alcoa

A. SUÁREZ OVIEDO.

La visita a Asturias del presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, fue analizada ayer con tono muy crítico por todos los grupos de la Junta General con excepción del socialista. No hubo distingos y a izquierda y derecha se arremetió contra Sánchez desde una doble perspectiva. Por un lado, el uso del avión oficial, el tan traído y llevado Falcon, para un acto «partidista». Por otro, la «falta de compromiso» con Asturias reflejada, según la opinión mayoritaria de los partidos, en la ausencia de referencias a la situación de las infraestructuras, caso del AVE o el peaje del Huerna, y las menciones «sin concreción» al desarrollo de la transición energética.

«Vino de turismo político, no a comprometerse con Asturias», objetó la presidenta del PP regional, Mercedes Fernández. El también popular Álvaro Queipo, portavoz de la campaña de la candidata autonómica, Teresa Mallada, habló de «engaño» a los asturianos, y tildó de «vergonzoso» que el presidente use un avión oficial para acudir a un acto político «en el que prometió lo contrario de lo que ha hecho en sus nueve meses en la Moncloa». Queipo cargó también contra el aspirante socialista al Principado, Adrián Barbón, que en el mitin de Gijón hurgó en las heridas internas que sufre el Partido Popular. «No estamos para bromas sobre vodeviles cuando lo que está en juego es el futuro de nuestras empresas», apostilló.

Muy dura también fue la valoración de Podemos, cuyo secretario general, Daniel Ripa, afeó a Sánchez que evitase cualquier contacto con los trabajadores de empresas como Alcoa que se manifestaban a las puertas del mitin. «Desde el cielo no se ven los problemas de los trabajadores», ironizó. Y remachó: «Fue una visita exprés en Falcon pagada por los asturianos con cero compromisos y cero soluciones».

Más información

Ovidio Zapico, de IU, pidió explicaciones por el uso «partidista» de recursos públicos, en relación al desplazamiento del presidente en el avión oficial. E ironizó con que Sánchez presumiese de que Hunosa será el «buque insignia» de la transición energética en Asturias. «¿Buque insignia? Si son ellos quienes han convertido Hunosa en un velero», lamentó el diputado de la coalición.

La alcaldesa de Gijón y candidata de Foro al Principado, Carmen Moriyón, tildó de «decepción» el resultado del desplazamiento presidencial a la comunidad. «No resolvió» las dudas existentes en materia de transición energética o sobre el plan de vías, comentó. El portavoz de Ciudadanos y cabeza de lista al Senado, Nicanor García, atacó al líder socialista por anteponer las críticas y los reproches a los partidos de la oposición sobre las soluciones que necesita Asturias para superar sus problemas. «No concretó nada», abundó García, que ofreció el partido naranja como alternativa de voto para aquellos socialistas desencantados con la línea política del PSOE 'sanchista'.

El PSOE se quedó solo en la defensa de su secretario general. El portavoz en la Junta, Marcelino Marcos, presumió de los compromisos «firmes» asumidos por Sánchez y de su «apuesta» por la industria asturiana y por dar soluciones a los territorios afectados por la descarbonización de la economía. «Es sensible con Asturias», remató.