El peligro de las mareas vivas en Galicia

Bandera roja y clara advertencia por megafonía. Pero hay quien no parece ser consciente del peligro. Durante estos días, los socorristas han tenido que rescatar en esta playa de A Coruña a tres personas de un mar embravecido por las mareas vivas.  Los socorristas no pueden obligar a los bañistas a salir del agua, pero sí llamar a la policía local. Y desde los servicios de emergencias avisan: "Las imprudencias, se pagan." Las sanciones pueden ir desde 100 euros a 600 euros.