Pedro Sánchez quiere situar a Hunosa «en la vanguardia» y garantiza las inversiones en Cercanías y la variante

Pedro Sánchez, con Adrián Barbon y Wenceslao López, en Oviedo. /Alex Piña
Pedro Sánchez, con Adrián Barbon y Wenceslao López, en Oviedo. / Alex Piña

El presidente anunció en Oviedo un plan de choque contra el desempleo juvenil

Paloma Lamadrid
PALOMA LAMADRIDOviedo

La justicia social como objetivo y 2030 como horizonte temporal para realizar la gran transformación que proyecta. Este fue el mensaje repetido esta mañana, en Oviedo, por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Un cambio que se sustenta en cinco grandes ejes: educación, sanidad, pensiones, medio ambiente y trabajo. Precisamente sobre este último acto hizo un anuncio en el merco de la Fiesta de la Rosa, celebrada en el paseo del Bombé: aprobar un plan de choque contra el desempleo juvenil. Una medida para intentar rebajar las elevadas tasas de paro que se registran entre la población en edad de trabajar que tiene menos experiencia acumulada por la falta de oportunidades.

Respecto a la educación, señaló que se revertirán los recortes aplicados por el Gobierno de Mariano Rajoy y que se potenciará la asignatura de inglés, así como la enseñanza de lenguaje de programación. De hecho, la digitalización también jugará un papel importante en su estrategia laboral, ya que reformará las políticas activas de empleo para que los trabajadores se actualicen en esta materia. En cuanto a la sanidad, recordó que los socialistas han recuperado su carácter universal y continuarán las mejoras, al igual que en materia de medio ambiente, «para ser solidarios con las generaciones que vendrán». Sánchez también destaco la importancia de las pensiones en ese cambio que proyecta para España. «No solo vamos a garantizar que se revaloricen en función del IPC, sino que tenemos que resolver el agujero dejado por la derecha en las cuentas de la Seguridad Social», apuntó. Según el presidente del Gobierno, es posible tener superávit en la hucha de las pensiones y, además, lograr que sean dignas.

En su intervención, Sánchez hizo varios guiños a Asturias. Uno de ellos relacionada con la transición energética, que aseguró que será «justa y dialogada con los agentes sociales» de la región. Y que situará a la empresa pública Hunosa «en la vanguardia». Y garantizo que se cumplirán los plazos de inversión en la mejora de la red de Cercanías y la variante de Pajares. Para lograr todas estas transformaciones, el presidente instó a la ciudadanía a conseguir que el PSOE «sea la primera fuerza política en votos en Asturias» en las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2019.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos