El Principado anima al Ejecutivo de Ayuso a «apostar por los servicios públicos»

El Principado anima al Ejecutivo de Ayuso a «apostar por los servicios públicos»

El presidente regional defiende, frente al 'dumping fiscal', un sistema que ofrezca a los ciudadanos sanidad y educación de calidad

G. P. / N. A. E.ESPINERES/GIJÓN.

Frente al 'dumping fiscal' y la bajada de impuestos anunciada por el nuevo Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, el presidente del Principado, Adrián Barbón, defendió ayer un modelo distinto que piense en los ciudadanos y animó al Ejecutivo de esta comunidad a «apostar por los servicios públicos de calidad, que no los tienen».

Respondió así a las palabras del consejero de Hacienda madrileño, Javier Fernández-Lasquetty, que el pasado jueves aconsejó reducir su carga fiscal a regiones como Asturias, a las que «les parece un inconveniente tener unos impuestos muchísimo más altos que la Comunidad de Madrid». «La solución es muy sencilla, que los bajen. Para eso tienen potestad legislativa», señaló.

Barbón, sin embargo, defendió la calidad de la sanidad asturiana y de la educación en la región, con el mantenimiento de las escuelas rurales con cuatro alumnos, algo que constatan «los madrileños que pasan estos días en Asturias». «Yo entiendo que con la óptica de la derecha madrileña eso cuesta entenderlo. Lo único en lo que se basan es en hacer números y que los ricos paguen menos impuestos», criticó. Por contra, defendió las escuelas rurales «para que los pueblos se llenen de vida» y la existencia de consultorios médicos en toda la red sanitaria asturiana y los hospitales comarcales. «Seguramente, de ser Madrid habrían desaparecido o habrían sido privatizados», afirmó, para después animar a Fernández-Lasquetty «a que cumpla con su obligación con los ciudadanos de Madrid».

«Él nos recomienda bajar los impuestos, yo digo que en Asturias hemos optado por tener una política fiscal acorde con unos servicios de primera calidad», resumió Barbón, defendiendo que con menos recursos y siendo más humilde Asturias «hace orgullo y bandera de unos servicios públicos que para sí quisiera Madrid».