El Principado se une a otras cinco autonomías para exigir una financiación «sin privilegios»

De izquierda a derecha, los presidentes del Principado, Javier Fernández; La Rioja, José Ignacio Ceniceros; Aragón, Javier Lambán; Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; Galicia, Alberto Núñez Feijóo; y Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en Zaragoza. / EFE
De izquierda a derecha, los presidentes del Principado, Javier Fernández; La Rioja, José Ignacio Ceniceros; Aragón, Javier Lambán; Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; Galicia, Alberto Núñez Feijóo; y Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en Zaragoza. / EFE

Reclaman al Gobierno que la negociación sea multilateral y que acelere el plan estatal para atajar el problema de la despoblación

PALOMA LAMADRID GIJÓN.

Apelan al principio de igualdad incluido en el artículo 139.1 de la Constitución, el cual garantiza que todos los españoles tienen los mismos derechos, con independencia del lugar donde vivan, es decir, «sin privilegios» entre regiones. Los presidentes del Principado, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja, Galicia y Aragón se reunieron ayer en Zaragoza para rubricar una declaración institucional conjunta sobre la reforma del sistema de financiación autonómica y de los fondos de cohesión europeos, que enviarán al Gobierno. Una iniciativa que «no es un ataque hacia nadie», sino en defensa de los ciudadanos a los que representan.

Reclaman que el nuevo modelo de financiación también se fundamente en otro artículo constitucional. En concreto, el 138.2, el cual establece que las diferencias entre los estatutos de autonomía no pueden implicar privilegios económicos o sociales. «Somos el 52% de la superficie de España, pero albergamos a un escaso 21% de la población. Esto genera muchos problemas para la prestación de servicios», apuntó el presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán. Ante esta situación, instan al Ejecutivo de Pedro Sánchez a ponerse manos a la obra para solucionar estas dos cuestiones cruciales, que son «dos caras de la misma moneda», tal y como describió el anfitrión del encuentro. Los seis presidentes manifestaron su pleno acuerdo en estos asuntos, a pesar de no compartir el mismo signo político.

Además de Lambán, militan en el PSOE el presidente asturiano, Javier Fernández, y el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Mientras que los jefes de los ejecutivos de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y La Rioja, José Ignacio Ceniceros, están en las filas del PP. A juicio de todos ellos, el Gobierno de Pedro Sánchez debe reformar el sistema de financiación autonómica para que responda a criterios justos, es decir, al coste real de los servicios de educación, sanidad y medidas sociales que se ofrecen a los ciudadanos y no a la cifra de población.

«Esta legislatura no estará aprovechada al máximo si finaliza sin una reforma del sistema de financiación», apuntó Nuñez Feijóo. Los presidentes autonómicos de «la España vacía», como ellos mismos calificaron a los territorios que ocupan por la pérdida de población -el otro gran asunto tratado en la declaración institucional-, instan al Gobierno a avanzar en sus trabajos en una propuesta de modelo que debe ser objeto de un consenso multilateral en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, en el que se tengan en cuenta «las necesidades y posiciones de todas las administraciones afectadas». Javier Fernández puso de relieve que las diferencias entre comunidades plantean una «exigencia de nivelación» en un asunto «controvertido, crucial y difícil» como es la financiación regional. En este sentido, llamó la atención sobre los nacionalismos interiores, que suponen «un elemento de distorsión». «No aceptaríamos una nivelación parcial de los servicios, ya que debe de ser total y que ninguna comunidad autónoma pierda en relación a la etapa actual, como ha ocurrido en el conjunto de las negociaciones autonómicas», indicó. Por su parte, Ceniceros recordó que «la financiación supone el 80% de los ingresos de La Rioja» y subrayó que el Fondo de Compensación Interterritorial debe tener una dotación «adecuada» y el reparto debe ser «equitativo».

Más información

Sangría demográfica

La otra cara del problema de la financiación autonómica es la despoblación de los territorios. Por ello, piden a Pedro Sánchez que presenten ya la propuesta de 'Estrategia nacional frente al reto demográfico'. «Ahora que se están definiendo las políticas europeas de cara al futuro, como la PAC o los fondos de cohesión, empezamos a alarmarnos porque en la primera definición no se recogen estos objetivos demográficos», indicó Herrera, que pidió que el reparto no sea «per cápita». Por su parte, García-Page destacó que el problema del despoblamiento es real no solo en España, sino en toda Europa. «Por tanto, reclamamos una estrategia nacional y que España la exija a nivel europeo», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos