La FSA niega 'purgas' en las listas y llama a las bases a «no perderse en debates internos»

La FSA niega 'purgas' en las listas y llama a las bases a «no perderse en debates internos»

Reclama a la militancia «máxima movilización» y apela a presentar al PSOE como opción «para los electores moderados decepcionados con el giro de Ciudadanos»

A. SUÁREZ OVIEDO.

Es un hecho que el PSOE aprobó en su comité federal del domingo por unanimidad sus candidaturas al carrusel de convocatorias electorales de la primavera, como también lo es que en el partido, o al menos en algunos sectores, la composición de las listas ha generado cierto malestar al dejar fuera a dirigentes que no son precisamente afines al secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En un mensaje a la militancia, la dirección de la Federación Socialista Asturiana defendió ayer el proceso, presumió de la «amplia renovación» de los carteles y apeló a la «máxima movilización» para afrontar con éxito el primero de los retos que vienen, las generales del 28 de abril.

El texto remitido a los afiliados hace una defensa cerrada del proceso de configuración de listas y, sin incluir referencias directas, sí representa un rechazo implícito a las tesis de quienes hablan de 'purgas' y de castigo a los discrepantes. Se habla del respaldo «unánime» a las candidaturas y de la convicción de que ese compromiso general representa «el mejor reflejo del liderazgo de Pedro Sánchez, capaz de aunar al conjunto del partido en torno a la responsabilidad de gobernar España». Unas listas, prosigue la reflexión de la dirección que encabeza Adrián Barbón, que «se han elaborado siguiendo el procedimiento que nace del 39 congreso federal y del reglamento de desarrollo de los estatutos del PSOE». El fondo y el objetivo del mensaje es claro.

Los socialistas quieren huir del ruido interno y volcarse en «el contacto con la ciudadanía»

Entiende la cúpula del socialismo asturiano que, con las candidaturas sobre la mesa, es tiempo de aparcar las discusiones internas y centrarse en el trabajo sobre el terreno. «Se trata de hablar poco de nosotros mismos», detalla el documento, «no perderse en debates internos y salir a hablar con la ciudadanía» con el objetivo último de «recuperar el contacto» con la gente que reclama soluciones a sus problemas. Algo que, pronostica la FSA, será más sencillo con unas candidaturas como las que han sido aprobadas, que reflejan «renovación, energía e ilusión». Las listas al Congreso se han renovado en un 80% y al Senado, en un 86%.

Los socialistas del Principado piensan que las elecciones de primavera, comenzando por las generales del 28 de abril, llegan en un buen momento para el partido. La labor de gobierno de Sánchez en estos meses «nos ha servido para recuperar la credibilidad», se explica a la militancia, a la que se insta a no caer en la confianza y a conseguir «la máxima movilización» para hacer frente a una derecha, donde sitúa a PP y Ciudadanos, «que aspira a sumar, con el apoyo de la extrema derecha», en referencia a Vox.

A por el centro

La FSA insta a los afiliados a trabajar en un doble plano. Por un lado, intentando concentrar en el PSOE «todos los votos progresistas» que se enmarcan en el ámbito de la izquierda. Por otro, presentando la opción socialista como aquella que «mejor puede representar los retos y ambiciones de los electores moderados, decepcionados con el giro a la derecha de Ciudadanos y su relación con la extrema derecha».

Esta va a ser una constante en el discurso socialista en las próximas semanas: situar a Ciudadanos a la derecha para ocupar el espacio de centro que dejaría libre. «El PSOE es la mejor alternativa para frenar la influencia de la extrema derecha en la construcción del futuro de España», sostiene la FSA.