El PSOE se «conjura» en Funeres para hacer frente a la campaña de «acoso» de la derecha

Adrián Barbón interviene en el acto de Funeres, ayer, en presencia, entre otros, de Adriana Lastra y María Luisa Carcedo. / J. M. PARDO
Adrián Barbón interviene en el acto de Funeres, ayer, en presencia, entre otros, de Adriana Lastra y María Luisa Carcedo. / J. M. PARDO

Lastra arropa a Pedro Sánchez: «No hay persona más honesta que el presidente del Gobierno» | Barbón llama a concentrar en la FSA todo el voto de la izquierda para combatir la amenaza de un pacto de PP, Ciudadanos y Foro en el Principado

ANDRÉS SUÁREZ FUNERES (LAVIANA).

El PSOE recordó ayer a las víctimas del pozo Funeres en un clima muy especial. El 70 aniversario de esta conmemoración coincidía con la convalidación en el Congreso, esta misma semana, del decreto que permitirá exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos. Quizá por ello, quizá también porque el ánimo está alto gracias al optimismo que conlleva ver a Pedro Sánchez en la Moncloa, lo cierto es que la asistencia al tradicional acto que se celebra en la montaña lavianesa fue especialmente numerosa. La suma de esos factores favoreció un tono reivindicativo en las intervenciones, especialmente la de la vicesecretaria general y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, que llamó a los socialistas a «conjurarnos» para hacer frente al «acoso» que la derecha, en referencia a PP y Ciudadanos, practica sobre el PSOE y sobre el Gobierno. Un mensaje a contextualizar en el tenso clima político de los últimos días, cuando populares y naranjas pusieron el foco sobre la tesis doctoral del presidente del Gobierno.

Lastra, que confesó que el debate del jueves en el Congreso sobre la exhumación de Franco representó el momento «más emotivo» de su trayectoria política, sostuvo que, lejos de reabrir heridas del pasado, el objetivo del PSOE con esta medida no es otro que «cerrar el capítulo más negro de la historia de España». Los socialistas, apostilló, «no tenemos un problema con nuestra historia, otros sí».

Hizo Lastra referencia a los acontecimientos de una semana complicada y apuntó directamente contra PP y Ciudadanos, a los que acusó de «acosar» al partido, al Gobierno y singularmente al presidente, poniendo en duda su honestidad. «Difamaciones y calumnias», criticó la número dos socialista, que añadió que «no hay persona más honesta» que Pedro Sánchez.

«No queremos a Trump en España, en política no vale todo», prosiguió, animando a todos los socialistas a cerrar filas frente al ataque exterior. «Tenemos que conjurarnos y decirles 'no lo vais a conseguir', nosotros vamos a seguir trabajando para cambiar España», exhortó Lastra a los asistentes.

Más información

Jaleada por los suyos, igual que María Luisa Carcedo, recién nombrada ministra de Sanidad y que no quiso faltar al acto de Funeres, Lastra dio paso a Adrián Barbón, que volvió a tomar la palabra después de que, un año atrás, optara por no intervenir al coincidir con las vísperas de las primarias para la elección del secretario general de la Federación Socialista Asturiana, en las que se impuso. Ya candidato al Principado, Barbón centró su discurso en la apuesta por concentrar en el PSOE todo el voto de la izquierda, el de los «descontentos» que un día se alejaron del partido y ahora ven un proyecto renovado, el de los «progresistas», el de los jóvenes huérfanos de representación política, para articular así una mayoría sólida en la Junta General.

Barbón abundó en la reflexión y señaló que aunque la derecha asturiana, representada por PP, Foro y Ciudadanos, es «caótica» y gusta del enfrentamiento interno, «sumará» sus votos en caso de tener mayoría parlamentaria para desalojar al PSOE del Principado. Un escenario que llamó a evitar por todos los medios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos