Ripa: «No estamos aquí para dar un Gobierno al PSOE a cambio de nada»

Ripa responde a los periodistas antes de la reunión. / D. ARIENZA
Ripa responde a los periodistas antes de la reunión. / D. ARIENZA

La formación comienza en Gijón su preparación para las generales destacando su capacidad para llegar a pactos e impulsar medidas sociales

Ó. PANDIELLOGIJÓN.

Podemos ya empieza a carburar motores a un mes vista de las elecciones generales del próximo noviembre. Ayer, parte de su estructura regional y local se reunió en el colegio Jovellanos de Gijón para movilizar a la militancia y poner los mimbres de los actos del partido de cara al 10-N. Durante el encuentro, encabezado por el secretario general de Podemos en Asturias, Daniel Ripa, y de la portavoz del partido morado en el Ayuntamiento de Gijón, Yolanda Huergo, se subrayó la necesidad de marcar un perfil propio de cara a las elecciones y de hacer hincapié en los pactos y las medidas impulsados por el partido estos últimos años.

«Podemos es una fuerza que ha llegado a acuerdos desde el principio, como con el aumento del SMI, el abaratamiento de algunos tramos educativos o el acuerdo que hizo que Sánchez llegase a la Moncloa», explicó Ripa antes de la reunión. También sobre la mesa de la formación se encuentra la llegada al tablero político de Más País, que se presentará en Asturias con Segundo González como cabeza de lista.

Ripa, en este sentido, no quiso entrar a valorar cómo puede afectar esta situación a sus expectativas electorales y señaló que, en este sentido, los mayores afectados de la repetición electoral serán los socialistas. «Quien debería temer un resultado negativo es Pedro Sánchez, porque ha forzado unas nuevas elecciones que nadie quería. De todas formas, esto no va de personas sino de las ideas que se defienden. No estamos para dar un Gobierno al PSOE a cambio de nada ni para firmar papeles vacíos que no van a ningún lado», aseveró.

Precisamente a los socialistas dirigió varios dardos en relación a las negociaciones frustradas para formar un nuevo Ejecutivo y, más concretamente, a la postura de Sánchez durante estas conversaciones. «Hay que explicarle a la gente por qué algunos que duermen mal por la presencia de Podemos en los gobiernos. Eso es inadmisible. Es un veto a las medidas que defendemos en materia de vivienda, laboral o de pensiones», afirmó.