Rivera traslada la presión a Sánchez: «Tiene que rectificar para evitar elecciones»

Rivera traslada la presión a Sánchez: «Tiene que rectificar para evitar elecciones»

El líder de Cs abre una puerta a la investidura durante su reunión con el Rey e insta a los socialistas a aceptar sus condiciones después de calificar de «tomadura de pelo» la respuesta del presidente en funciones

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

Desde el 28 de abril han transcurrido 143 días. Por medio, una investidura fallida a finales de julio. Pero, a falta de unas horas para que el Rey comunique si propone de nuevo a Sánchez para que se someta al veredicto del Congreso, la maquinaria de los acuerdos políticos se ha vuelto a poner en marcha después de un relativo periodo de calma.

El presidente del Gobierno en funciones ha mantenido una conversación telefónica este martes con Pablo Iglesias en torno a las 11.00 horas y con Pablo Casado una hora más tarde para sondear la postura de sus respectivos partidos. Además ha contestado por carta a Albert Rivera para responderle que ya cumple con todas las condiciones que el líder de Cs le exigió este lunes de cara a una eventual abstención de la formación naranja. Fuentes de Moncloa aseguran que «el compromiso de Pedro Sánchez es abrir una legislatura sin necesidad de ir a elecciones y disponer de un Gobierno estable que es lo que necesita España».

Una respuesta que no ha sido suficiente para Rivera, que ha advertido al presidente en funciones que si no se compromete «con la solución de Estado» que le ha propuesto votarán en contra.

A través de un comunicado, el líder de Ciudadanos ha insistido en que la contestación que le ha dado Sánchez por teléfono a su propuesta «es una tomadura de pelo».

Rivera le ha trasladado esta tarde al Rey que «la investidura es posible si Sánchez quiere», por tanto no ha descartado la abstención y confía en que el lider socialista se avenga a sus peticiones prácticamente sobre la bocina.

«Parece que Sánchez prefiere la opción de elecciones. Es verdad que Sánchez ha perdido mucho el tiempo, seis meses mareando la perdiz, y ha llegado a este lunes sin acuerdos, con un fracaso, pero creo que desde la oposición hemos estado a la altura y hemos puesto una solución de estado», ha dicho el líder de Ciudadanos en la rueda de prensa posterior a su visita a la Zarzuela.

Respuesta de Sánchez a Rivera

Decisión de UP y PP

Previamente, por la mañana, en su conversación con el líder de Unidas Podemos, Sánchez le ha preguntado por la decisión final del grupo confederal sobre una eventual nueva investidura. Iglesias le ha transmitido que mantendrían la abstención salvo que el PSOE aceptara un gobierno de coalición, según aseguran fuentes socialistas.

En caso de un hipotético acuerdo entre PSOE y Cs, Iglesias ha trasladado que el grupo confederal valoraría el contenido de dicho acuerdo para decidir su voto final. El presidente en funciones le ha tramitido a su vez que le informará regularmente de los asuntos de Estado.

A las 12:00 horas, el presidente del Gobierno en funciones ha mantenido un contacto con el líder del PP. Sánchez le ha confirmado su voluntad de constituir un Gobierno progresista cuya estabilidad no dependa de las fuerzas independentistas. A tal fin, sería necesaria la abstención técnica del grupo popular en el Congreso.

El presidente le ha trasladado que con el calendario catalán -con la sentencia del Tribunal Supremo por el juicio del 'procés' a la vista- y europeo -la posibe salida sin acuerdo de Reino Unido de la UE- es importante tener un Gobierno estable con plenas capacidades. Capacidades que se ven mermadas si el Ejecutivo está en funciones.

Casado, sin embargo, le ha trasladado su rechazo a la investidura del candidato socialista y a evitar, con ello, una repetición electoral.

Un encuentro «urgente»

A primera hora de la mañana, Rivera, que hasta este lunes rechazaba reunirse con Sánchez, le pidió un encuentro, y urgente. Y el PSOE no le hizo ascos a la propuesta. Es más, el partido que sustenta al hoy Gobierno en funciones ha valorado «el cambio de posición» de Ciudadanos al ofrecer una abstención a la investidura y se ha abierto a que Sánchez se vea con Rivera para discutir este escenario, si se trata de una oferta «sincera», aclara José Luis Ábalos. «Hasta ahora (Rivera) no había planteado más que la negación», recuerda el secretario de organización del PSOE en RNE.

«Le acabo de pedir a Sánchez en una carta urgente que nos veamos. Si dice que las condiciones que le ponemos se cumplen, lo que tiene que hacer es ponerlas encima de la mesa, firmarlas y cumplirlas, que no se están cumpliendo», ha declarado en una entrevista en Telecinco el líder de Ciudadanos. Y así recogió el guante que pocos minutos antes había lanzado Ábalos en la radio pública. «Si hay voluntad real por su parte, ahora mismo voy al Palacio de la Moncloa. Aún hay tiempo», dijo. Todo hace indicar que esa reunión se quedará en la llamada telefónica anunciada por Moncloa.

Ya se cumplen

El nuevo acercamiento, al menos dialéctico, llega el día después de que Ciudadanos diera un golpe de efecto y se abriera por primera vez a una abstención, con condiciones. Tres. Por un lado, pide al PSOE la ruptura del 'pacto' con EH Bildu en Navarra, liquidar el Gobierno con Podemos y los nacionalistas e iniciar unas conversaciones para que Navarra Suma y el PSOE gobiernen coaligados. Por otro, un compromiso de no indultar a los líderes catalanes que resulten condenador por el Supremo y acordar junto a PP y Ciudadanos la apliación del artículo 155 en Cataluña si el presidente de la Generalitat no acata el fallo. Y, por último, revertir sus políticas económicas «suicidas» y no subir los impuestos a las familias ni la cuota a los autónomos. Son las conciciones que el propio Sánchez ha respondindo, en forma de carta, que ya se cumplen.

Ábalos, al tiempo, ha reiterado que las exigencias del partido liberal, de las que se ha desmarcado el PP, ya se cumplen. «Las condiciones que plantean se dan, no debería haber ningún problema para que facilitaran un gobierno que ponga punto final a la incertidumbre a la que estamos», cree el secretario de organización de los socialistas.

No solo Rivera está cambiando su discurso de meses. También el PSOE. Tanto es así que en el día clave, a diferencia de lo que se ha escuchado en las últimas dos semanas, Ábalos dice que Sánchez no rechazaría un apoyo 'gratis' de Unidas Podemos. «Nosotros si nos apoyan, claro que sí, ¿cómo vamos a rechazar un apoyo?», ha señalado.