Sánchez pide el voto útil de los moderados «para no volver al pasado»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en el acto de clausura de la Conferencia Autonómica del PSOE de Extremadura. / Efe

Insiste en que la abstención de la izquierda «puede dar el triunfo» a las fuerzas políticas «más ultras»

R.G.Madrid

Pedro Sánchez no quiere solo el apoyo de la izquierda, también aspira a captar el voto centrista. El líder socialista pidió apoyo a los simpatizantes de Ciudadanos desencantados con el acercamiento de los liberales a Vox porque teme que aunque el PSOE obtenga un buen resultado el 28 de abril sea insuficiente para gobernar por el descalabro que anuncian las encuestas para Unidos Podemos.

«Apelamos no solo a la España de izquierdas y progresista», también a «la España moderada», afirmó este domingo el presidente del Gobierno en Mérida, donde clausuró una convención autonómica del PSOE de Extremadura. Insistió en el mensaje de la movilización que lanzó el sábado en Sevilla, pero amplió el espectro ideológico. Tienen que acudir a las urnas, afirmó, no solo los votantes de izquierda, también deben hacerlo «todos los ciudadanos que no quieran regresar al pasado». Una invitación al votante centrista, que hace unos años tenía en el PSOE su referencia, pero que en las últimas elecciones ha entregado su voto a los liberales de Albert Rivera.

El presidente de la Junta de Extremadura y anfitrión del acto, Guillermo Fernández Vara, sostuvo que la papeleta del PSOE es «un voto seguro que no traiciona» ante la irrupción de la extrema derecha. A diferencia, añadió, de lo que hacen PP y Ciudadanos, que han pactado en Andalucía con Vox y están dispuestos a hacerlo en todos los ámbitos territoriales tras los comicios de abril y mayo. Un escenario, subrayó Sánchez, que «no hay que tomarse a broma».

El secretario general del PSOE volvió a apelar a «la foto de la plaza de Colón», una imagen, dijo, que es la expresión viva de «la involución», para reclamar una participación masiva en las elecciones generales porque solo así se puede evitar que España «regrese a 40 años atrás». De no ser así, alertó, «la abstención puede dar el triunfo al extremismo y a los posicionamientos más ultras».

Sánchez, al igual que el líder del PP, también ha optado por la polarización de la campaña, con una estrategia del miedo al pasado y la extrema derecha. En Mérida, sin embargo, alertó del peligro que lleva la polarización y para conjurarlo aseguró que el PSOE apuesta por «el diálogo y la moderación» frente a «la crispación y el enfrentamiento» que proponen «las derechas».

Zapatero: «Las tres fuerzas de derechas están empachadas de derecha»

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha advertido de que «las tres fuerzas de derechas están empachadas de derecha», con posiciones «muy conservadoras», un hecho que le preocupa porque «no responde a esa idea de centro derecha» y no representa a la mayoría de los españoles.

Rodríguez Zapatero ha hecho estas manifestaciones en declaraciones antes de intervenir en el acto de presentación de la candidata socialista a la alcaldía de Gandia, Diana Morant, y ha manifestado que el presidente del PP, Pablo Casado, «debería reflexionar de que cuando el discurso se extrema, se radicaliza, se derechiza, el voto también se derechiza».

Preguntado sobre las próximas elecciones generales, ha indicado que su impresión es que «le va a ir bien al PSOE», y ha asegurado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «ha hecho un ejercicio de responsabilidad» convocándolas para dar la palabra a los españoles. «El electorado es mayoritariamente progresista en España y no va a estar dispuesto a que ese país de derechos representa al partido Socialista se convierta en un país de derechas», ha afirmado.

Sobre la posibilidad de que tras las elecciones se de una situación de «ingobernabilidad» por la fragmentación del voto, ha señalado que «esos juegos de alquimia son muy respetables pero lo que importa es la calle», y que es posible que el próximo 28 de abril «cambie el ciclo otra vez» y las mayorías sean más fáciles de lograr en el Parlamento.

Más información