Sánchez promete una financiación «justa» con las regiones despobladas

Sánchez promete una financiación «justa» con las regiones despobladas

El PP cree que Javier Fernández necesita apoyos fuera de Asturias para presionar a Pedro Sánchez por estar «maniatado» por la FSA

ANA MORIYÓN OVIEDO.

La cumbre celebrada el lunes en Zaragoza con presencia de los presidentes del Principado, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja, Galicia y Aragón para exigir al Gobierno central una financiación autonómica «sin privilegios», que tenga en cuenta las necesidades de los territorios despoblados y envejecidos, ha tenido los primeros efectos. El propio presidente del Ejecutivo nacional, Pedro Sánchez, se comprometió ayer a defender un sistema de financiación autonómico que sea «justo» con los territorios que sufren este tipo de condicionantes, lo que les exige pagar servicios más costosos. Mientras no se renueve el sistema, dijo, el Ejecutivo buscará mejorar «las finanzas de todas las regiones».

Sánchez realizó estas declaraciones en una sesión de control en la Cámara Alta, en respuesta a la senadora Rosa Domínguez de Posada, de Foro, quien acusó al Ejecutivo de no reformar el sistema de financiación y «premiar» a unas autonomías frente a otras, especialmente, dijo, a las «independentistas». La senadora hizo un repaso de las cifras de ahorros en intereses logrados por las comunidades por la condonación de fondos por parte de Hacienda, 22.061 millones en total, apuntó. De ellos, 7.509 en intereses de Cataluña, 5.321 millones de la Comunidad Valenciana y 351 de Andalucía, entre otras comunidades. Según Foro, para que el Principado reciba el trato de Cataluña «se le deben 1.028 millones de euros».

Sin entrar a discutir estas cifras ni referirse explícitamente al pacto de Zaragoza, Sánchez sí aseguró que el Gobierno «está comprometido con la lucha contra la despoblación» y defenderá «un sistema de financiación justo» para afrontar los problemas de determinadas regiones. Sobre la reforma del sistema, el presidente recordó que se está revisando dentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera aunque, tal y como anunció ya en junio, no se espera cerrar un nuevo sistema en lo que queda de legislatura por falta de tiempo. Precisamente, ayer, el Congreso aprobó, con el voto en contra del PSOE, una moción de PP, Ciudadanos y Foro en la que se insta al Gobierno a presentar, coincidiendo con el proyecto de presupuestos, la revisión del sistema.

La cumbre no solo generó reacciones en el Senado, también entre los grupos parlamentarios con representación en la Junta. Aquí, el PSOE celebró el pacto alcanzado y advirtió de que demuestra que «estamos ante asuntos que no suponen problemas exclusivos de Asturias, como quiere evidenciar el PP cada vez que se refiere a la financiación autonómica o la transición energética», afeó el portavoz socialista, Marcelino Marcos Líndez, quien incidió en que para resolver estas cuestiones se requiere un acuerdo global.

El PP también realizó una valoración positiva de este encuentro, si bien Luis Venta reprochó a Javier Fernández «que tenga que salir de Asturias» y «llegar a acuerdos con gobiernos del PP» para defender los intereses de los asturianos porque, en esta región, «es prisionero de su partido, la FSA le tiene maniatado y no le deja actuar».

Desde Podemos, Emilio León puso en tela de juicio la efectividad de este tipo de reuniones. «La ultraactividad de los convenios colectivos caduca al año, mientras que los efectos negativos del modelo de financiación autonómica se prorrogan desde 2014», reprochó el parlamentario, quien alertó de que «perdemos derechos laborales individuales al tiempo que como asturianos no se nos garantizan los recursos colectivos básicos».

El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, sí aplaudió el acuerdo porque «amplía los apoyos a un nuevo modelo multilateral basado en la igualdad», pero anotó que «el problema es doblar el pulso al gobierno y sus medidas bilaterales sin nuevo modelo». Por ello, abogó por «ampliar aún más las alianzas» con otras regiones para conseguir que el Gobierno modifique radicalmente su posición.

En un tono crítico, el presidente de Foro, Pedro Leal, enmarcó la reunión en una «operación de imagen o marketing» en vísperas de un periodo electoral, por lo que les instó a canalizar sus peticiones a través de sus partidos en el Congreso, en línea con la enmienda presentada por Foro. «Será la única manera de que lo que se pacta en 'las cumbres' se lleve a puro efecto en 'los valles'», ironizó. Y, en línea con la postura del PP, Ciudadanos calificó de «preocupante» que Fernández deba recurrir a acuerdos con otras comunidades e, incluso, con gobiernos de otro signo para presionar a Pedro Sánchez. «Los presidentes socialistas deberían tener una negociación directa con Pedro Sánchez, pudo haberlo hecho el domingo pero se escapó por su mala relación personal», criticó Nicanor García.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos