La sanción a la edil de Llanes por no apoyar al PSOE provoca una cascada de dimisiones en IU

La concejala de IU en Llanes, Priscila Alonso, a la derecha, recibe al aplauso de sus compañeros de Corporación, el sábado en el Pleno. /  NEL ACEBAL
La concejala de IU en Llanes, Priscila Alonso, a la derecha, recibe al aplauso de sus compañeros de Corporación, el sábado en el Pleno. / NEL ACEBAL

La comisión colegiada abre expediente disciplinario y suspende de militancia a Priscila Alonso por votar a Vecinos por Llanes junto con Foro y PP

PALOMA LAMADRIDGIJÓN.

La crisis interna abierta en IU de Asturias se ahonda con la cascada de dimisiones ocurrida ayer con motivo de la suspensión cautelar de militancia de la concejala de la coalición en Llanes, Priscila Alonso. La comisión colegiada acordó abrir un expediente sancionador a la edil por no apoyar al candidato socialista, José Manuel Herrero, y quebrantar así el pacto alcanzado entre las direcciones de IU y la Federación Socialista Asturiana (FSA) para apoyar a la lista más votada, de entre ambas formaciones, en los municipios. En vez de cumplir la orden, Alonso apoyó al actual alcalde, Enrique Riestra, candidato de Vecinos por Llanes, junto con PP y Foro, de modo que se reeditó el cuatripartito que ya gobernó en el anterior mandato. El órgano acordó por 16 votos a favor y uno en contra aplicar esta medida a la concejala.

Por otro lado, se abre un expediente informativo para determinar si en otros lugares donde IU presentó lista pudiera haberse transgredido el acuerdo de la coordinadora. Es el caso de Carreño, donde los concejales de la coalición optaron por presentar a su propio candidato, Ángel García, en lugar de respaldar a la socialista, Amelia Fernández, que finalmente tomó el bastón de mando al ser la lista más votada y rechazar el PP votar al aspirante de IU. También se presentaron candidatos en Gozón y Langreo, pero al haber también aspirantes del PP no corría peligro la victoria del PSOE, al ser la lista más votada en ambos casos. La dirección regional mantendrá el diálogo con la agrupación de Llanes «para que los problemas no se magnifiquen, sino que se minimicen», señaló el coordinador provisional, Alejandro Suárez, designado para llevar las riendas de la organización hasta la próxima asamblea.

Suárez confió en que los ánimos se calmen y remarcó que no es viable la independencia de cada concejo para decidir los pactos porque el objetivo es formar gobiernos de izquierda y esa libertad no lo garantiza. Recordó que no es la primera vez que se abre un expediente sancionar por este motivo. En concreto, se refirió a lo ocurrido en Cangas del Narcea en 2007, cuando el PP respaldó al candidato de IU para que alcanzar la Alcaldía, con lo que rompió el acuerdo entre PSOE y la coalición de votar a la lista más votada, como ha sucedido en Llanes doce años después. «De hecho, los estatutos que tenemos hoy en día vienen de esa polémica», explicó el coordinador.

La convocatoria de una reunión para decidir si se sancionaba a los concejales que no apoyaron al PSOE o presentaron candidato propio motivó la dimisión de cuatro miembros del equipo directivo. En concreto, los secretarios de Política Municipal, Gabriela Álvarez; Acción Política, Juan González Ponte; Procesos Electorales, Juan José Fernández, y el adjunto a la dirección, Benigno González. Fuentes de IU apuntaron que estos cargos habían sido nombrados por el excoordinador, Ramón Argüelles, «por lo que forma parte de la normalidad» su cese «al estar en ciernes un nuevo equipo». De hecho, «entraba dentro de las previsiones del actual coordinador en funciones».

«Falta de autocrítica»

Los cuatro dirigentes expresaron su malestar por la actitud de Suárez y las personas afines a su línea de actuación. «No comparto ni el rumbo ni las decisiones políticas que se están adoptando tras el varapalo electoral; en vez de hacer autocrítica y buscar consensos amplios en el seno de la organización, se ha optado por las amenazas, las sanciones y la exclusión de quienes pensamos diferente», lamentó el responsable de Procesos Electorales. La secretaria de Política Municipal criticó la falta de compromiso del PSOE después de negociar presupuestos, que «no se materializaron en los concejos».

Así las cosas, «rendir pleitesías, las justas», sentenció, porque «la dignidad de los candidatos municipales para que apoyen a quienes consideren» está por encima. El responsable de Acción Política también incidió en esta idea y acusó al coordinador en funciones de «volver al proyecto de sumisión a la FSA», actitud que calificó de «muy lamentable».