La sentencia del Supremo coloca a Urdangarín a las puertas de la cárcel

El Supremo confirma la sentencia de la Audiencia provincial de Palma casi punto por punto, con una pequeña modificación: Urdangarín irá a prisión cinco años y 10 meses, 5 (meses) menos ya que le absuelve del delito de falsedad en documento público, porque entiende que no ha quedado probado.Por lo demás el fallo se ratifica en todo:  Malversación, prevaricacion, fraude, delito fiscal y tráfico de influencias.  En que utilizó su privilegiada posición como yerno del Rey como trampolín, para conseguir contratos, y también para saltarse después, las obligaciones que otras empresas sí debían cumplir.La sentencia también considera probado que utilizó dinero público para pagar por trabajos que nunca se llevaron a cabo.Los jueces no se han creído la supuesta ignorancia de la que hizo gala durante el juicio, tanto es así que le deja con una condena mayor que la de su exsocio Diego Torres, al ser este absuelto de blanqueo y tráfico de influencias.  Pero Torres cumplirá cinco años y 8 meses por malversación, prevaricación y fraude a la administración.Por su parte, Jauma Matas se queda como estaba: El Supremo no ha aceptado ni uno solo de los argumentos de su defensa y confirma los tres años y 8 meses dictados por la Audiencia de Palma.