Cachopo, ropa de bebé y marisco para llevar, los gastos de la auditoría de Hunosa durante la etapa de Teresa Mallada

Las auditorías de Hunosa cuestionan los gastos que hizo Mallada como presidenta
Teresa Mallada, en un acto como presidenta de Hunosa en 2014. / E. C.

Una evaluación de las cuentas de la empresa pública pone en cuestión gastos de la entoces presidenta de la entidad | Un informe que comenzó a circular tras su designación como candidata, otro escollo en la campaña de la candidata, que siempre ha sostenido la legalidad de su gestión en la empresa hullera

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

La campaña de Teresa Mallada como candidata del PP regional acaba de tropezar con otro escollo. Un informe de auditoría realizado por Hunosa durante su etapa como presidenta de la empresa pública lleva dos semanas circulando de manera anónima por diversas formaciones y estamentos de la región. El documento cuestiona parte de los gastos que realizó la líder popular y recuerda que fiscalizaciones anteriores ya habían expresado dudas sobre la forma en la que la presidencia de la sociedad justificaba los desembolsos en actividades de representación. Desde el entorno de la candidata se circunscribe el informe a una campaña desatada en su contra. Desde que el informe comenzó a planear por los círculos políticos asturianos, el equipo de Mallada ha mantenido que no existe nada irregular en su gestión y que la gestión de la presidenta de Hunosa pasó todos los filtros. Este informe en concreto fue objeto de alegaciones.

El documento provisional, anterior a recibir esas objeciones, está fechado el 23 de diciembre de 2015. En él se siembran dudas por las facturas cargadas a la compañía en supermercados donde fueron adquiridos entre otros «yogures, ajos, chocolate, espárragos, salteado de pollo, canelones congelados, cachopo», entre otros productos. También hay recibos de marisco para llevar, facturas por «consumiciones consistentes únicamente en bebidas» o de restaurantes en los que no se concreta el número de comensales y el motivo de la comida.

El documento recuerda que una auditoría girada en 2014 sobre los «gastos de representación» ya había advertido de la necesidad de «justificar adecuadamente el motivo» de las comidas y ser más riguroso en el control de estos gastos. A la luz de ese trabajo, el responsable del chequeo que se realizó un año después concluye que «el cumplimiento formal de la recomendación incluida en el informe de auditoría de 2014 no ha traído consigo el cumplimiento de facto generalizado de los requisitos exigidos para la justificación de los gastos protocolarios».

El informe localiza también desembolsos en «bonito, vinagre, espárragos, yogures» y chicles, esmalte, infusiones, pósters de cine, ropa para bebé, compras de ropa, camisetas e infusiones. Este tipo de gastos los enmarca luego dentro de lo que califica como facturas de «riesgo muy alto» de justificación, epígrafe en el que incluye 66 recibos por valor de 2.729 euros entre 2012 y 2015. En el mismo periodo hay 72 facturas de riesgo alto por importe de 9.348 euros.

Al auditor también le causa sorpresa los 7.088 euros dedicados a sufragar dos másteres a la presidenta, uno en modalidad 'online' en dirección de empresas, y otro de prevención de riesgos laborales. No son las únicas titulaciones que logró Mallada durante su etapa como presidenta de Hunosa, que se prolongó entre 2012 y 2018. Es un periodo en el que el sueldo reconocido fue de 161.607 euros, al menos para el curso 2017. El informe indica que hay atenciones que «correrían el riesgo de asemejarse mucho más a una retribución o liberalidad a favor del trabajador, por lo que debería entrar a formar parte de la base imponible» y practicársele la oportuna retención.

Más información