Torra quita los lazos amarillos y los sustituye por una pancarta a favor de la libertad de expresión

Quim Torra, presidente de la Generalitat, acata la orden y retira de los edificios oficiales los símbolos que la Junta Electoral considera partidistas. Dos horas antes de que venciera el plazo, ha ordenado descolgar del palacio de la Generalitat la pancarta a favor de los presos y la ha sustituido por otra a favor de la libertad de expresión.