Torra reclama «unidad» para superar la crisis en el independentismo

Quim Torra. /Toni Albir (Efe)
Quim Torra. / Toni Albir (Efe)

La Generalitat de Cataluña denuncia a la Policía Nacional por las 16 detenciones de secesionistas practicadas en Gerona y pide la dimisión de la delegada del Gobierno en Cataluña

CRISTIAN REINOBarcelona

El independentismo se ha conjurado esta mañana para salir de la crisis provocada por Carles Puigdemont, tras su decisión de presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra el presidente de la Cámara catalana y la Mesa del Parlament por su decisión de impedir la delegación de voto al expresidente de la Generalitat. El jefe del Ejecutivo catalán, en el primer pleno del año en la Cámara regional, ha llamado a la «unidad» de las fuerzas soberanistas.

«Hace falta el máximo de unidad en el mundo independentista de cara al juicio», ha asegurado, en respuesta a la interpelación de la portavoz de Esquerra. En torno al 'yo acuso al Estado', Torra ha emplazado a conformar un consenso entre los que consideran que el juicio del 1-O es una «farsa». ERC no quiso ayer salir en tromba contra Carles Puigdemont, pero sí se desmarcó de JxCat, al afirmar que no estaba al tanto del recurso del expresidente y al asegurar que la demanda no es necesaria para poder acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Esquerra se mordió ayer la lengua y esta mañana en la primera sesión de control al Gobierno catalán en la Cámara autonómica ha evitado mención alguna a la crisis provocada ayer por Puigdemont. Borrón y cuenta nueva para que no perjudique al Ejecutivo autonómico, al menos hasta que salgan las sentencias del 1-O.

Torra ha anunciado además, en respuesta a la CUP, que hoy presentará una denuncia contra el operativo llevado a cabo por la Policía Nacional la semana pasada en Gerona y que se saldó con 16 detenidos de la órbita de la CUP, CDR y movimientos del independentismo radical. «Siempre estaremos contra la represión», según el presidente de la Generalitat, que carga contra la Policía española, objeto de la denuncia. «Los hechos de Girona no pueden pasar impunemente», ha señalado. El jefe del Ejecutivo catalán ha pedido a la delegada del Gobierno, Tersa Cunillera, que dé explicaciones y ha exigido su dimisión. «Cualquiera que haya reprimido debe dar explicaciones», ha rematado. Torra se ha comprometido además a activar un «mapa de la represión».

Mientras, el dirigente nacionalista ha insistido en abordar el derecho de autodeterminación en la reunión de partidos catalanes convocada para el 1 de febrero en el Palau de la Generalitat. Se trata de la segunda cita de este foro, propuesto por el PSC, y que en su primera edición contó con las ausencias de Cs, PP y la CUP. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha instado a Torra a que tome la iniciativa para que en la cumbre del 1-F acuda Ciudadanos, como primer fuerza del Parlamento catalán que es, pero el presidente de la Generalitat no se ha comprometido a nada más que no sea cursar una invitación formal a cada uno de los partidos. Torra ha señalado que en la reunión volverá a insistir en el documento de 21 puntos que le entregó a Pedro Sánchez y que gira en torno tres ejes: desfranquización de la política, regeneración democrática y derecho de autodeterminación. El president catalán, además, ha emplazado a los comunes a que aprueben los Presupuestos de la Generalitat.

 

Fotos

Vídeos