El concierto real, por adelantado

El Auditorio se llenó para disfrutar del ensayo general del Concierto de los Premios Princesa de Asturias. / MARIO ROJAS
El Auditorio se llenó para disfrutar del ensayo general del Concierto de los Premios Princesa de Asturias. / MARIO ROJAS

El Coro de la Fundación Princesa y la OSPA interpretaron el 'Stabat Mater' de Rossini bajo la dirección de Milanov

REDACCIÓN GIJÓN.

El Coro de la Fundación Princesa de Asturias, junto con la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, interpretó ayer para un auditorio lleno hasta la bandera el 'Stabat Mater' de Gioaccino Rossini bajo la dirección de Rossen Milanov -director titular de la orquesta asturiana- y con la participación de los solistas Beatriz Díaz (soprano), María José Montiel (mezzosoprano), Xabier Anduaga (tenor) y José Antonio López (barítono). Un concierto por todo lo alto del que no disfrutaron ni Reyes ni invitados, sino los aficionados que hicieron cola el pasado fin de semana para hacerse con alguna de las 1.000 entradas que la Fundación Princesa de Asturias ponía a disposición del público, y que se agotaron en cuatro horas. Tampoco vestían los músicos de etiqueta, pero daba igual. Los mismos protagonistas y el mismo programa darán forma hoy a la XXVII edición del Concierto de los Premios Princesa, que bajo presidencia de los Reyes de España se convierte año tras año en la antesala musical para la ceremonia de entrega del viernes, así como un buen momento para que premiados e invitados luzcan sus mejores galas. Ayer, músicos y solistas, recibieron los aplausos del público que asistió al magnífico ensayo general.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos