Gran ovación en el Auditorio de Oviedo para recibir a los Reyes