Viernes, 4 de agosto de 2006
Registro Hemeroteca

en

POLÍTICA

Politica
La FSA ratifica a Areces como candidato tras la renuncia de Javier Fernández a postularse
«Hay muchos proyectos en marcha y es de justicia que los cierre el actual presidente, que, además, tiene muchas ganas de seguir siéndolo», explica el secretario general El cabeza de lista se desveló antes de lo previsto para evitar la polémica de «una incertidumbre que no tenía sentido»
La FSA ratifica a Areces como candidato tras la renuncia de Javier Fernández a postularse
ANUNCIO. Javier Fernández, durante su comparecencia en solitario tras la reunión de ayer de la comisión ejecutiva de los socialistas asturianos. / E. C.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

«Vicente Álvarez Areces va a ser el candidato» del PSOE a la Presidencia del Principado en las elecciones autonómicas de mayo de 2007. Así lo afirmó ayer el secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Javier Fernández, al término de la reunión que mantuvo ayer la comisión ejecutiva regional del partido. Según explicó, él mismo propuso a la dirección de la FSA que diese su apoyo al actual presidente asturiano como aspirante a la reelección. Apoyo que obtuvo, en una reunión en la que «no hubo propuestas alternativas», reveló.

En realidad, como ya adelantó EL COMERCIO el pasado mes de abril, la dirección nacional del PSOE ya había apostado por Areces como cabeza de lista, al igual que por el resto de los presidentes socialistas de las comunidades autónomas en las que se celebrarán elecciones dentro de diez meses. Pero hasta ayer no existía confirmación alguna al respecto. Todos los dirigentes socialistas preguntados sobre esta cuestión se remitían al calendario diseñado por el partido, según el cual hasta septiembre «no tocaba» hablar de posibles candidatos.

Las razones del cambio

¿A qué se debió el cambio de actitud y el adelanto en la confirmación del cabeza de lista? La explicación que dio ayer Fernández es que «creíamos que iba a haber polémica en relación con esta incertidumbre, que no tenía sentido», por lo que tomó «la decisión de escuchar a la gente y planteárselo a la ejecutiva». Tal incertidumbre no existía en la dirección federal, por lo que sólo cabe achacársela a algunos sectores internos de la FSA opuestos a Areces, que veían en el propio secretario general una posible alternativa. Éste, condescendiente, dijo que «es lógico» que hubiese quienes pensaran eso, porque «los secretarios generales son candidatos naturales» en el PSOE, pero que tras «sopesarlo y valorarlo» -al igual que había hecho ante los comicios de 2003- su decisión había sido darle su apoyo al actual presidente del Principado.

El líder de los socialistas asturianos enumeró, como razones de esta elección, el hecho de que «tenemos un buen candidato», además de que «hay muchos proyectos en marcha y es de justicia que el actual presidente los cierre» y, evidentemente, el deseo personal del propio jefe del Ejecutivo regional, que «tiene muchas ganas de seguir siéndolo», según afirmó el secretario general de la FSA.

Preguntado sobre si le hubiera gustado ser él mismo el cabeza de lista de su partido en las próximas autonómicas, Fernández reconoció que sí, y repitió la misma frase que había dicho en el programa 'En primera línea', de Canal 10, el pasado mes de abril: «Cuando uno está en política, estas cosas le gustarían». Pero de inmediato dejó claro que no se trata sólo de una cuestión de gustos, porque «los intereses electorales y los intereses del partido son otros».

Aunque en su intervención siempre recalcó su propia iniciativa en la decisión de quién ocupará el cartel electoral socialista en 2007, el secretario general reconoció que, en este proceso, «uno reflexiona con otras personas en el ámbito federal», además de »con personas próximas en el ámbito político», al objeto de tomar la decisión «de lo que consideramos que es lo mejor para los socialistas».

No quiso Fernández dar más explicaciones sobre el proceso y argumentos que llevaron a la elección del candidato a la Presidencia del Principado, ni sobre el contenido de lo hablado ayer en el seno de la comisión ejecutiva. De hecho, se mostró lacónico en su comparecencia ante los medios de comunicación, a la que se presentó en solitario en la que inicialmente se limitó a anunciar la decisión de apoyar a Areces como candidato -además de la de suspender el proceso de primarias en Oviedo- y sólo a preguntas de los periodistas añadió algunas explicaciones.

Un austero marco que contrasta con las más concurridas puestas en escena de la presentación de los candidatos autonómicos del PP e IU, pero que resulta suficiente para dar definitivamente por lanzada la carrera preelectoral en el Principado. Vicente Álvarez Areces, Ovidio Sánchez y Jesús Iglesias serán los aspirantes a ocupar en el próximo mandato el palacio de la ovetense calle de Suárez de la Riva por las tres formaciones que cuentan actualmente con representación parlamentaria en la Junta General.

En los dos primeros, además, se da la circunstancia de que se convierten en los primeros en sus respectivos partidos que aspiran por tercera vez a la Presidencia del Principado. Ambos compitieron por ella en 1999 y 2003, con sendas victorias del socialista. El coordinador general de Izquierda Unida de Asturias, sin embargo, se estrena como candidato autonómico, tras haberlo sido local -en Gijón- y nacional.

Tercera candidatura

Tras iniciar su carrera política en el Partido Comunista, Vicente Álvarez Areces ocupó varios cargos en el Ministerio de Educación y Ciencia -director provincial en Asturias y jefe del Servicio de Inspección Técnica de Educación, en Madrid- durante los primeros mandatos de Felipe González. En 1987 es nombrado candidato del PSOE a la Alcaldía de Gijón, desplazando al entonces regidor José Manuel Palacio. Entonces se presentó como independiente, aunque al año siguiente se afilió al partido.

Fue alcalde de la villa de Jovellanos durante tres mandatos consecutivos, hasta 1999, año en que dio el salto a la política regional, siendo el único aspirante de su partido en las primarias para las elecciones autonómicas. Ese año logró la primera mayoría absoluta de su carrera, que no pudo revalidar en 2003, aunque sigue al frente del Ejecutivo con el apoyo de IU.



 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo