Buendía expresa su satisfacción por «cómo hemos reconducido el plan de Roces»

«Hemos hecho un esfuerzo que los propios vecinos valoran» El consejero de Infraestructuras asegura que todas las obras de Sogepsa estarán en marcha en 2007

REDACCIÓNGIJÓN
URBANIZACIÓN. Recreación de cómo será el futuro área residencial de Roces. / E. C./
URBANIZACIÓN. Recreación de cómo será el futuro área residencial de Roces. / E. C.

«Ha sido un éxito y una satisfacción muy grande ver cómo arrancó este desarrollo, cómo logramos reconducir el proceso y cómo acabó». El consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Francisco González Buendía, hizo ayer su primera valoración sobre el desarrollo del plan especial de Roces, después de que la semana pasada se licitara el proyecto de urbanización. Y la conclusión, para el consejero, no podía ser más satisfactoria, por varios motivos.

En primer lugar, por el tiempo en el que se ha logrado llegar a este punto del proceso: «Todos los desarrollos urbanísticos son larguísimos y complejos. Y si además pensamos en cómo empezó éste, nada hacía presagiar que realmente en ese tiempo récord se pusieran las máquinas en movimiento», señaló Buendía.

El segundo motivo para la satisfacción, dijo, es el nivel de acuerdos alcanzado con los propietarios del suelo afectado, casi un millón de metros cuadrados. En estos momentos, añadió, tan sólo hay un 15% de ese terreno, aproximadamente, que no está en posesión de la Sociedad Mixta de Gestión y Promoción del Suelo de Asturias (Sogepsa). Buendía achaca estas cifras al «esfuerzo que ha hecho el Principado, a través de Sogepsa, por ser sensibles con los vecinos, a pesar de todo lo que hubo», en referencia a los dos años de protestas, manifestaciones e incluso barricadas en contra de este plan.

«Siempre dije, incluso cuando desde algún sector más o menos afín había alguna crítica, que me dejasen trabajar. Y a pesar de que a veces no se dejaba trabajar muy a gusto, se sacó adelante el plan con un acuerdo prácticamente unánime con los propietarios».

Buendía afirmó ayer, en declaraciones a EL COMERCIO, que su máxima preocupación durante todo este tiempo había sido alcanzar acuerdos con los propietarios de viviendas que deberán abandonar sus casas. «En esos casos se ha hecho un esfuerzo muy grande que han sabido valorar ellos mismos».

Nueva ciudad

El tercer motivo de satisfacción para el Ejecutivo regional es el objetivo de este plan especial: 3.700 viviendas, de las que más de un 80% tendrá algún tipo de protección, lo que supondrá un «área fundamental para Gijón, de desarrollo de nueva ciudad que salta la ronda», además de un mercado en el que podrán encontrar vivienda «a precio asequible jóvenes y no tan jóvenes» pero que, también, según Buendía, «va a suponer un arrastre a la baja para el resto de viviendas de la zona». El consejero confía en que las actuaciones urbanísticas libres tendrán que bajar sus precios por «estar al lado de viviendas protegidas de alta calidad y mejor precio».

En pleno plazo de presentación de ofertas para la urbanización del suelo, Buendía asegura que el objetivo es que «todas las obras planteadas ahora mismo por Sogepsa, sean industriales o residenciales, estén en marcha en 2007». En ese 'paquete' incluye también la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), de la que destacó que «ya hemos comprado 450.000 metros cuadrados, sin ningún ruido».

Respecto a Roces, señaló la importancia del próximo inicio de los trabajos porque «eso significa que se puede ya precomercializar, y que los promotores que quieran edificar puedan hacer ya contratos de viviendas».