Valdés activará este mes un plan para ahuyentar a las gaviotas de Luarca

El Ayuntamiento estudia instalar aparatos con sonidos disuasorios y echar raticida en su comida La inversión supone 5.000 euros

ANA M. SERRANOLUARCA
CONTAMINACIÓN. Una gaviota, junto a una bolsa de basura en la calle de El Pilarín. / A. M. S./
CONTAMINACIÓN. Una gaviota, junto a una bolsa de basura en la calle de El Pilarín. / A. M. S.

El Ayuntamiento de Valdés ha destinado una partida inicial de 5.000 euros a las primeras medidas que llevará a cabo para paliar la acción contaminante de las gaviotas y palomas en la villa de Luarca. El equipo de gobierno encargó un informe a una empresa externa que, en próximas fechas, enviará a la zona a un técnico especialista para estudiar 'in situ' las actuaciones, que se llevarán a cabo este mismo mes. Se barajan varias soluciones. Entre ellas, instalar aparatos con sonidos disuasorios que ahuyenten a las aves y echar raticida y anticonceptivos en su comida.

El concejal de Obras y Hacienda, Pablo Suárez, ha confirmado que la puesta en práctica de esta plan para ahuyentar a estas aves es «inminente». Sólo resta que personal especializado visite la villa para comprobar la acción de las gaviotas y concretar las actuaciones más solventes.

En la última sesión plenaria, que tuvo lugar a finales del pasado mes de julio, la corporación municipal había mostrado preocupación por la acción de las gaviotas en la villa y por su proliferación en los últimos años. Además, el nuevo sistema de recogida de basuras que ha puesto en marcha el Ayuntamiento, con la eliminación de las contenedores, ha favorecido la acción contaminante de las aves. Desde el pasado uno de junio, es obligatorio depositar las bolsas de basura en los portales de cada comunidad de vecinos a partir de las 20 horas, pero los camiones de recogida suelen retirar las bolsas a última hora de la noche. En algunas ocasiones, los desperdicios son buscados por las gaviotas, que los esparcen por las zonas anexas a los portales.

Con celeridad

El Ayuntamiento de Valdés, que en el Pleno se había comprometido a realizar el estudio, ha actuado con celeridad por varios motivos. Entre ellos, porque el problema ha llegado justo en verano, periodo en que la villa recibe el mayor número de visitas del año.

El Ayuntamiento de Valdés había mostrado durante los meses pasados su preocupación por mantener limpia la villa. De hecho, el equipo de gobierno realizó varias inversiones para reforzar los servicios de limpieza en la villa. No sólo compró más material, sino que amplió la plantilla de personal dedicada a este cometido.

En distintos plenos, la oposición -tanto los concejales no adscritos y que antes pertenecían a Unión Renovadora (URAS) como el PP- también habían mostrado interés por mantener a diario limpias las calles de Luarca.

El montant destinado a ahuyentar a las gaviotas también incluye las labores de desratización que se realizar cada año.