Valdés baraja convertir la actual sede de la Policía Local en retén

A. M. S.LUARCA

El Ayuntamiento de Valdés estudia convertir las actuales dependencias de la Policía Local, ubicadas en el edificio de la Casa Consistorial, en una oficina de guardia para los agentes que trabajen en el turno de noche. El concejal de Obras, Pablo Suárez, ha explicado que esta es una de las opciones que baraja el equipo de gobierno, si bien ha indicado que no es la única.

El espacio que quedará libre una vez que los agentes se trasladen a las nuevas oficinas de la calle de El Pilarín -algo que previsiblemente ocurrirá este mismo mes- también podría pasar a formar parte de las dependencias administrativas del Ayuntamiento. En este último caso, la obra sería mayor, ya que supondría derribar una de las paredes que ahora separan ambas dependencias y acondicionar las actuales oficinas de la Policía Local para otro uso.