El desplome de un forjado hiere a tres obreros en el palacio de Buenavista

Unos 500 metros del suelo del futuro centro de congresos cedieron de madrugada por causas desconocidas La policía busca a dos hombres acusados de timar a una pareja de ancianos y robarles 1.500 euros

G. D. -R. C. FINCA
El desplome de un forjado hiere a tres obreros en el palacio de Buenavista

Pasadas las dos y cuarto de la madrugada, un fuerte estrépito despertó a los vecinos del entorno del futuro Palacio de Exposiciones y Congresos, que construye Jovellanos XXI en la parcela del antiguo Carlos Tartiere.

Según comprobaron los servicios de emergencia minutos después, parte de la estructura sobre la que se encontraban trabajando los operarios en ese momento se había desplomado. Tres trabajadores de la empresa Fiaga, que ejecuta la mayor parte de las tareas estructurales de la obra, resultaron heridos de carácter leve y fueron trasladados en ambulancia al Hospital Central.

Según precisó Jovellanos XXI ayer tarde, dos de los operarios sufrieron cortes -uno en la pierna y el otro en un labio- y al tercero no se le apreció ninguna lesión. En un comunicado, la promotora del complejo atribuyó esto «al protocolo de seguridad» que se aplica en la obra.

El suelo del palacio

El derrumbe afectó a unos 500 metros cuadrados de la estructura del soldado del Palacio de Congresos. La zona dañada corresponde, en concreto, a lo que en el futuro será el suelo del equipamiento y, a su vez, el remate de la galería comercial prevista bajo el auditorio diseñado por Santiago Calatrava.

La zona afectada quedó acordonada por motivos de seguridad, mientras los trabajos se mantienen en el resto del solar. Los técnicos de la constructora, de la dirección facultativa y de la aseguradora estudian ahora las causa por las que cedió el encofrado mientras se estaba hormigonando.

Jovellanos XXI anunció que «de forma inmediata» se hará la limpieza del área «para reiniciar, en cuanto sea posible, las actividades de encofrado».

Timo a dos ancianos

Mientras tanto, la policía busca a dos timadores que el pasado día 5 de agosto robaron 1.500 euros, un reloj de caballero y una pulsera a un matrimonio de ancianos de 79 años. Los delincuentes se hicieron pasar por empleados de una compañía de gas para introducirse en la vivienda y hacerse con el botín de la caja fuerte.

En un primer momento, el anciano se negó manifestando su descontento por la hora en la que acudió la pareja. Los timadores argumentaron que lo único que hacían era obedecer órdenes y dijeron haber detectado una fuga en un piso adyacente de la que no conocían su origen. Según fuentes policiales, uno de los hombres entretuvo al matrimonio mientras el segundo sustrajo el botín.

La jefatura también ha notificado la detención de un conocido delincuente tras arrebatar de un tirón el bolso de una joven de 21 años que paseaba por la calle del General Elorza. El atracador reconoció su culpabilidad y alegó en su defensa que necesitaba dinero para conseguir drogas.