Después de romper el hielo, quiero pasar a la categoría absoluta»

Balbina Martínez ha celebrado su regreso a la tonada con una victoria

LUCÍA RIERAGIJÓN
Balbina Martínez, campeona en la categoría de aficionadas / PIÑA/
Balbina Martínez, campeona en la categoría de aficionadas / PIÑA

Pese a haber sido una gran campeona en categoría juvenil, Balbina Martínez Iglesias llevaba quince años sin cantar tonada en un escenario, tras participar por última vez, con 18 años, en el concurso de Canción Asturiana organizado por EL COMERCIO y el Teatro Jovellanos, patrocinado por Alcampo, con la colaboración del Principado. Ahora, con 33, su regreso ha resultado ser un nuevo triunfo en su carrera.

-Mucho tiempo apartada de los concursos. ¿Esperaba conseguir el primer puesto en la categoría de aficionados?

-La verdad es que no. Iba con mucho miedo y he estado muy nerviosa. Es la vuelta después de quince años sin cantar canción asturiana y la tenía mucho respeto. Pero parece que ha ido bien.

-No participaba en un concurso desde los 18 años. ¿Cuándo empezó a cantar?

-Con nueve. Comencé presentándome a un certamen que se hacía antes en Gijón y que se emitía por radio nacional. Después ya fui subiendo de categoría y en juvenil gané varias ediciones de este festival gijonés.

-¿Por qué lo dejó?

-Porque empecé a actuar con una orquesta en la que abarcaba otros estilos diferentes y no quería mezclarlos. Cantaba más copla, y otros registros no demasiado compatibles con lo asturiano. Pero desde que dejé la orquesta, me ha empezado a entrar el gusanillo por la tonada otra vez. Llevo cinco años viviendo en Gijón y desde entonces no me he perdido ninguna edición del certamen. Este año, por fin, me decidí a participar.

-¿Por qué en la categoría de aficionados?

-Quería volver a empezar. Pensé que lo mejor sería partir de abajo y poco a poco ir mejorando.

-Después de tantos años apartada de los concursos, ¿cómo sienta esta victoria?

-Estoy contentísima, porque como ya dije, tenía mucho miedo. Pero es un buen comienzo para romper el hielo. Estoy encantada.

-Tras el triunfo como aficionada, ¿qué espera ahora?

-Después de esto quiero intentar prepararme muy en serio para presentarme en la categoría absoluta, con los profesionales de la canción. Así que me espera mucho trabajo, porque supone un gran esfuerzo.

-¿Cómo se ha tomado la noticia su familia?

-Están todos muy contentos. Pero bueno, también son muy exigentes porque quieren que mejore y que llegue bien arriba.

-¿Ya tiene pensado en qué va a gastar los 600 euros del premio?

-Sí que tengo por ahí cosas en las que gastarlo, pero no me compraré nada concreto.