Un pentatleta en Avilés

Lucas Ojanguren, avilesino de quince años, participa en la convocatoria de la selección nacional de pentatlón modeno, olímpico desde 1912, en Sant Cugat

MARTA BERNARDOAVILÉS
PENTATLETA. Lucas Ojanguren ya sabe lo que es estar en una convocatoria nacional. / MARIETA/
PENTATLETA. Lucas Ojanguren ya sabe lo que es estar en una convocatoria nacional. / MARIETA

Atletismo, natación, tiro con pistola de aire comprimido, esgrima y equitación. Estos deportes, que parecen tener poco en común, se funden en una sola modalidad: el pentatlón moderno. El avilesino Lucas Ojanguren ha pasado unos días en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat, concentrado con la selección española cadete de este poco conocido deporte, que sin embargo es modalidad olímpica, desde que el año 1912 lo proyectase a tal nivel el barón Pierre de Coubertain en Estocolmo.

La corta edad de Lucas, 15 años, no le permite de momento practicar plenamente este deporte ya que debe esperar a que pasen cinco más para poder añadir la esgrima y la equitación a las otras tres especialidades que ya practica.

Pese a llevar poco más de un año en este deporte, el avilesino ya ha estado en competiciones de nivel con la selección asturiana, en Portugal y varias veces en Barcelona, llegando a quedar el combinado regional campeón de España por autonomías, además de conseguir un noveno puesto en el Nacional cadete.

Pero la competición en la que acabó de llamar la atención del director técnico de la Federación Española, Manolo Montesinos, fue el Campeonato de España de Biatlón (natación y atletismo), donde Lucas consiguió la medalla de bronce. «Cuando regresé a Asturias después del nacional, me llamaron para preguntarme si quería ir a la concentración y por supuesto dije que sí», recuerda el deportista.

«Fue una gran experiencia, poder estar quince días aprendiendo cosas nuevas y con los mejores entrenadores», explica Lucas. El joven reconoce que el entrenamiento en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat fue muy duro. Todos los días, los seleccionados «hacíamos carrera de 8 a 9.30 horas, natación de 11 a las 12.30 horas y tiro de 13 a 14», eso sólo durante la mañana, por que por la tarde tenían un curso de iniciación a la esgrima de las 17 a las 19 horas.

Lucas Ojanguren, que lleva varios años entrenando a natación con el Club Natación Avilés, empezó en a dar los primeros pasos en el pentatlón moderno hace poco más de un año, corriendo algún biatlón e incluso haciendo triatlón: «Tengo unos amigos en triatlón y me convencieron, más tarde decidí incluir el tiro con pistola», afirma ahora que comienza a dar los primeros pasos en el pentatlón, un deporte un poco desconocido, pero olímpico. De momento, combina su entrenamiento con el club avilesino, en el que practica la natación y la carrera seis días a la semana tres horas al día, con dos días de tiro en el Club Ensidesa de Trasona. Ya le tocará el tiempo a la esgrima y a la equitación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos