Las obras en las fachadas de los bloques de Renfe comenzarán en octubre

El Ayuntamiento financiará el 90% de los 419.00 euros del coste La obra correrá a cargo de una empresa filial de ACS

CÉSAR FINCAOVIEDO
VIVIENDAS. Los pisos que serán objeto de la reforma. / M. R./
VIVIENDAS. Los pisos que serán objeto de la reforma. / M. R.

Después de algún que otro retraso, las obras de rehabilitación en las fachadas de los antiguos bloques de Renfe comenzarán en octubre, si no hay ningún imprevisto. Fuentes municipales comentaron ayer que la demora en los plazos de ejecución de las obras se deben a los trámites establecidos por la Ley de Contratos de la Administración central.

La obra correrá a cargo de Aplicaciones de Pintura, S.A., filial de ACS, después de ganar el concurso con un presupuesto que asciende a 419.762 euros. Está financiado en un 90% por el Ayuntamiento, mientras que el otro 10 % lo asumirán Renfe y los propietarios que progresivamente han adquirido los bloques como resultado de la venta efectuada por la empresa pública. «Esto demuestra la capacidad inversora del Ayuntamiento y su apoyo al barrio de Vallobín», valoró ayer el alcalde de la zona, Luis Manuel Rodríguez Suárez, al conocer la noticia.

Como la mayoría de las obras de este tipo, la intervención se divide en tres procesos. En primer lugar, los operarios colocarán un andamio, para posteriormente eliminar y desincrustar los residuos con agua a presión controlada por maquinaria.

La segunda fase comenzará con el picado profundo de los muros. Tras la retirada del escombro, los operarios repasarán las juntas con mortero hidrófugo. Por último, se procederá al revestimiento de las fachadas y se pintarán con esmalte sobre carpintería de madera.

Obras en la estación

Por otra parte, la estación de Renfe tiene prevista la colocación de un dispositivo de control de tráfico de viajeros para el mes de noviembre o diciembre. La de Uría será la primera de Asturias en introducir el sistema, emulando a estaciones de Cercanías como las de Madrid y Barcelona. La empresa extenderá luego la medida en Mieres, Gijón, Avilés o Lugones, mientras que Feve ya ha instalado tornos en gran parte de su red ferroviaria.