La Policía detiene a dos jóvenes por el incendio forestal de Las Campas

La denuncia de un vecino facilitó la operación, en la que también intervino la Guardia Civil

A. S.OVIEDO
VOLUNTARIO. Un vecino de Las Campas colabora en la extinción del fuego. / M. R./
VOLUNTARIO. Un vecino de Las Campas colabora en la extinción del fuego. / M. R.

La Policía Local detuvo ayer a dos jóvenes presuntamente relacionados con el incendio forestal de Las Campas. Los agentes los arrestaron tras la denuncia de un vecino que había observado la presencia de estos individuos en los últimos días merodeando por la zona, según informaron fuentes de la Policía Local.

Una dotación de agentes municipales y otra de la Guardia Civil se trasladaron ayer tarde al lugar. En el mismo sitio que arde desde el domingo a mediodía, encontraron a los jóvenes.

Los agentes buscaban a un o unos responsables del fuego después de que el lunes se reavivaran los dos focos que comenzaron a quemarse un día antes. Ayer aparecía uno nuevo foco pegado a los otros dos en la misma zona de maleza y matorral situada detrás del barrio.

Pero este último fue de menores dimensiones. Los bomberos acudieron a las 18.30 y una hora después ya habían vuelto al cuartel de Rubín. No fue como el martes, cuando las llamas superaron en ocasiones los cinco metros de altura y llegaron a situase incluso cerca de las casas. No obstante, en ningún momento las amenazó ni tampoco hubo que lamentar daños materiales ni humanos, aunque sí asustó a los vecinos que se pusieron en alerta para intentar buscar a un culpable.

El lunes, los bomberos dejaron entrever sus sospechas de que el fuego podría haber sido intencionado. Observaron marcas de pintura roja en varios árboles y estacas de madera clavadas en la tierra. Además, estos días no se dan las condiciones meteorológicas propicias para que un incendio que afectó sólo a seis hectáreas se reavivara durante tres días consecutivos y en tres puntos diferentes. No hay viento y las temperaturas han bajado de forma considerable durante los últimos tres días. Las sospechas ayer se confirmaron.