«Todo se mueve por enchufe»

CÉSAR FINCAOVIEDO
A PUNTO. Esther, preparada para el rodaje. / MARIO ROJAS/
A PUNTO. Esther, preparada para el rodaje. / MARIO ROJAS

Se puede decir que todavía es un poco novata en su profesión. Sin embargo, esta madrileña de 23 años sueña con la ilusión de vivir de la interpretación, en medio de las zancadillas que en esta profesión le pueden poner a cualquiera. La semana pasada rodó un cortometraje en Asturias llamado 'El último asalto'.

-¿Cuándo empezó a hacer pinitos en el mundillo?

-De muy pequeña. Con 9 años ya grababa algunos anuncios y spots, pero acabé dejándolo.

-¿Por qué?

-Siempre quise ser actriz, sabía que es muy difícil abrirse paso y quise protegerme las espaldas, así que estudié algo que no tuviera nada que ver con la interpretación para tener algo seguro por si acaso.

-¿Qué hizo?

-Ingeniería Informática

-¿Y cómo retomó el camino?

-Pues fue hace año y medio. Decidí que tenía que volver a por todas, así que me metí en una escuela de interpretación y ahora me estoy presentando a todos los castings que puedo.

-¿Tan difícil es abrirse paso?

-No te puedes imaginar. Hay gente muy bien preparada y el círculo es muy cerrado. Pero si luchas con ganas, la oportunidad llegará tarde o temprano.

-¿Cree que lo único importante para triunfar es una buena interpretación?

-Para nada. Puedes ver si no el panorama en la televisión, plagada de intrusismo donde hay mucha gente en primera plana que no sabe interpretar. Hoy en día hay que tener suerte y buenos contactos que te apadrinen, porque se mueve todo por enchufe.

-Cine, televisión, teatro. Escoja una opción.

-El teatro sin ninguna duda. La televisión y el cine te dan publicidad, fama y dinero, pero el teatro es algo muy diferente. Es un contacto constante con el público, sin tener que esperar varias horas en los rodajes. Lo quiero probar todo, pero no espero abandonar nunca el teatro, porque me llena mucho más.

-¿En quién se inspira cuando actúa?

-En mi profesora Carmen Gutiérrez, porque no tengo ninguna actriz que me sirva de modelo.